El anuncio que McDonald’s ha tenido que retirar tras ser acusado de manipular a los niños huérfanos | BuenaVida

Uno de cada 29 menores en Reino Unido ha sufrido la traumática pérdida de alguien cercano, según datos de la ONG Grief Encounter, especializada en terapias de atención a menores. Con esta cifra en la mano, «e innumerables quejas telefónicas recibidas», la organización ha encabezado una campaña contra este anuncio de McDonald’s, que se emitió por primera vez el 12 de mayo en el país insular y la compañía tuvo que retirar días después.

¿La causa? La sensibilidad herida de gran parte de los espectadores británicos, que amén de canalizarse a través de la organización sin ánimo de lucro y las redes sociales, ha culminado en más de 100 quejas al máximo organismo regulador de la publicidad en Reino Unido. Le escena es la siguiente: un niño, huérfano de padre, interroga a su madre sobre rasgos del progenitor, con el que parece no coincidir en nada, excepto por la hamburguesa favorita de ambos (la campaña completa, sobre estas líneas).

«Es un modo de explotar una desgracia infantil para conectar con el niño huérfano y el padre o la madre vivos», lamenta la psicoterapeuta Shelley Gilbert en el periódico The Washington Post. McDonald’s, por su parte, ha pedido perdón: «No queríamos causar dolor». Y algunas voces expertas del mundo editorial y de la publicidad han salido en su apoyo. «Si mi duelo hubiera sido hablado abiertamente cuando mi madre murió y yo era niña (y no hay nada más abierto que un anuncio televisivo en hora de máxima audiencia), mi dolor podría haber sido menos secreto y vergonzoso», escribe la columnista Fay Schopen en The Guardian. Según los testimonios de los psicólogos recogidos por BUENAVIDA, evitar el tema de la muerte y edulcorar la realidad no ayuda a los menores, al contrario: resulta contraproducente.

En cualquier caso, no es la primera vez que la indignación colectiva tumba una campaña publicitaria. Pepsi retiró hace poco un spot protagonizado por Kendall Jenner tras ser tildado de «insensible» por utilizar imágenes similares a las de las protestas raciales en EE UU para vender su producto.

 

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!