el acuchillado murió al defender a su hermano

La investigación sobre el último crimen cometido en la capital apunta a una simple disputa, por parte de los agresores, a cuenta de unos perros que paseaba un familiar de la víctima por el barrio, en el Pozo del Tío Raimundo. Así lo declararon los parientes, algunos de ellos aún con las heridas sufridas por la paliza propinada por un grupo que, supuestamente, forma parte de un clan de Puente de Vallecas. Huyeron en coche.

Los hechos ocurrieron el domingo sobre las siete y media de la tarde, a la altura del número 12 de la calle de Esteban Carros, cerca de la M-40. La familia de Paco D. C., el asesinado, celebraba en su vivienda un cumpleaños. «No fue una reyerta. Mis sobrinos iban paseando con tres cachorros y a una de las gitanas les molestó el perro», comentó Loli, la hermana del fallecido, a Telemadrid. Tras cruzarse una palabras, «se fueron para el parque para llevar a los perritos y, cuando volvieron, estaban esperándolos. Había por lo menos 15 o 20 personas, y se liaron a palos». Se sospecha que los atacantes son una familia conflictiva de la zona.

Se comenzaron a escuchar gritos desde la calle y, Jessica, la sobrina de la víctima mortal, los escuchó desde la casa. Bajaron rápidamente para ver qué ocurría: «Cuando ya nos íbamos, vino uno con un palo y arreó a mi padre en la cabeza y, acto seguido, salió un chico con algo en la mano y vi cómo apuñalaba a mi primo en la cabeza. Yo tiraba de él y tiraba de él, pero, justo cuando iba a darle la segunda puñalada a mi primo, mi tío se cruzó y le apuñaló en el cuello».

La familia de Paco, español de 64 años y al que consideran «un ángel», ha promovido una concentración en su memoria en este barrio tan popular.

La tarde del suceso, acudió hasta el lugar la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) de la Policía Nacional. La tensión en la calle era máxima y hubo que reforzar la presencia de agentes ante el riesgo de que se produjera una turba violenta. El Grupo VI de Homicidios se ha hecho cargo de la investigación del caso.

Loading...

Los sanitarios del Samur-Protección Civil montaron un hospital de campaña. Paco recibió una puñalada penetrante en el cuello y entró en parada cardiorrespiratoria. Tras media hora de maniobras de reanimación, falleció. Un hermano y un sobrino sufrieron un corte en la cabeza y un golpe, por lo que fueron trasladados al Hospital Infanta Leonor. Otra mujer de la familia sufrió un corte en un dedo, pero era leve y fue dada de alta en el lugar.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *