Detrás de un desfile en la era Covid

El coro Sequenza 9.3 —compuesto por 12 mujeres y dirigido por Catherine Simonpietri— rompe el silencio y comienza el último desfile de Dior hasta la fecha: el primero con público desde el confinamiento. Es 29 de septiembre y estamos en los jardines de las Tullerías de París. Sobre la pasarela, 86 propuestas para la temporada primavera-verano 2021, esa que nadie sabe aún si pasaremos con o sin mascarilla. Detrás, entre bambalinas, una historia que habla de cómo afronta esta época incierta una de las marcas más poderosas del sector, que, con una facturación cercana a los 50.000 millones de euros anuales antes del coronavirus, se erige en uno de los pilares de Louis Vuitton Moët Hennessy, el mayor conglomerado de empresas de lujo del mundo y propietario de enseñas como Givenchy, Fendi, Loewe o Dom Pérignon.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!