Detectan un matrimonio forzoso de menores considerado trata de seres humanos en Zamora

Zamora Guardar

El matrimonio forzoso de menores de edad es una nueva modalidad de trata de seres humanos que se ha detectado por primera vez en la provincia de Zamora, según se ha puesto de relieve este miércoles en la mesa de trabajo contra la trata celebrada en la Subdelegación del Gobierno en Zamora.

La fiscal de Zamora especializada en delitos de Extranjería, Pilar Berceruelo, que ha copresidido la reunión junto al subdelegado del Gobierno, Ángel Blanco, ha detallado que se trata de un caso detectado el año pasado en el municipio de Morales de Toro en el seno de una familia de nacionalidad rumana y etnia gitana.

La causa aún está en tramitación judicial antes de la celebración de juicio aunque por ella existe una persona que ha ingresado en prisión provisional preventiva. En esta tipología delictiva de trata de seres humanos se da además la circunstancia de que el matrimonio pactado por la familia se considera una costumbre entre las personas rumanas de etnia gitana, por lo que resulta más difícil que la víctima se considere como tal, informa Efe.

La fiscal responsable de este tipo de delitos ha indicado que en los últimos años en Zamora se tramitan anualmente entre una y dos causas por hechos de este tipo, con especial incidencia en la zona de Benavente.

Por su parte, la responsable de la Asociación para la Prevención, Reinserción y Atención de la Mujer Prostituida (Apramp) en Zamora, Salamanca y Ávila, Blanca Rubio, ha precisado que esta asociación ha conocido este año el caso de 32 mujeres que podrían sufrir delito de trata de seres en estas provincias.

Se trata principalmente de mujeres de nacionalidad brasileña, nigeriana y dominicana forzadas a prostituirse tanto en clubes como en pisos particulares. De esos supuestos casos, veintinueve se han localizado en la provincia de Salamanca, dos en la de Zamora y uno en Ávila, según ha expuesto en rueda de prensa tras la reunión.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!