Después de Trump

Los sucesos del 6 de enero en Washington dejan, entre otras muchas consideraciones, una duda fundamental: ¿se trata de un accidente del que la democracia norteamericana, que nunca había sufrido una experiencia semejante, saldrá aleccionada y robustecida o representa el primer capítulo de un proceso de desestabilización que puede tener manifestaciones más organizadas y peligrosas en el futuro? Una vez que el cabecilla e instigador de este golpe, el presidente Donald Trump, abandone la Casa Blanca la próxima semana, ¿perderá por completo su influencia sobre los más de 74 millones de personas que le votaron? ¿Habrá trumpismo sin Trump?

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!