¬ęDespu√©s de la ca√≠da¬Ľ, poes√≠a estremecedora

Hay muchas razones para celebrar la publicaci√≥n de una nueva novela de Dennis Lehane (Biston, 1965). El escritor de ¬ęMystic River¬Ľ o ¬ęShutter Island¬Ľ (ambas llevadas con √©xito a la gran pantalla) y coguionista de series como ¬ęThe Wire o Boardwalk Empire¬Ľ, siempre suscita con su regreso a las librer√≠as una promesa de inter√©s, que en el caso de ¬ęDespu√©s de la ca√≠da¬Ľ se ve satisfecha con creces, puesto que la historia contiene, adem√°s de los ingredientes fundamentales de una buena intriga, la huella inconfundible de su autor. Escogido por la revista ¬ęThe Hollywood Reporter¬Ľ como uno de los escritores m√°s influyentes de Hollywood y ganador en 2017 del Premio Pepe Carvalho, Lehane nos cuenta en ¬ęDespu√©s de la ca√≠da¬Ľ la vida de la reportera Rachel Childs, una mujer con tendencia a la agorafobia y obsesionada con la b√ļsqueda de su padre, que la abandon√≥ cuando todav√≠a era una ni√Īa y cuyo nombre la madre de Rachel, alegando que con su silencio s√≥lo pretende protegerla, se lleva a la tumba.

Nada es lo que parece

Sin embargo, basta con leer unas pocas p√°ginas del libro para darnos cuenta de que nada es lo que parece. La identidad del padre desaparecido y la relaci√≥n de Rachel con el detective al que contrata inicialmente para que la ayude con su investigaci√≥n no son m√°s que la excusa de Lehane para levantar un mundo de incertidumbres y recelos, salpicado por rotundos y puntuales momentos de un terror seco, tan gr√°fico como el de una vi√Īeta de c√≥mic incorporada de repente a la estructura de un relato tradicional; la clase de terror visual y casi on√≠rico que, como ya ocurri√≥ en ¬ęShutter Island¬Ľ, a√Īade a la trama ecos de una poes√≠a estremecedora.

Con el trasfondo del terremoto de Hait√≠ de 2010 planeando sobre la acci√≥n y convertido en una sombra que ¬ęmancha¬Ľ la vida privada de los protagonistas y la trasciende, ¬ęDespu√©s de la ca√≠da¬Ľ nos plantea a partir de la relaci√≥n conyugal entre Rachel y Brian, una brillante reflexi√≥n acerca de la confianza y la imposibilidad de llegar a conocer a nadie por completo, porque siempre hay secretos que se quedan, zonas sombr√≠as del pasado que es mejor no visitar‚Ķ y Lehane, cuya literatura, cargada de una capacidad de observaci√≥n microsc√≥pica sobre la sociedad norteamericana, nada tiene que envidiar a la de sus compa√Īeros de siglo Auster o Franzen, lo tiene muy claro.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *