Denuncian la aparición de ratas muertas y restos de heces en las cocinas del hospital Gregorio Marañón

Madrid Guardar

Los trabajadores de las cocinas del hospital Gregorio Marañón han alertado de que están apareciendo ratas en las cocinas, con el riesgo de transmisión de enfermedades que eso implica.

Según un comunicado del Movimiento Asambleario de Trabajadores de Sanidad (MATS), uno de los roedores apareció atrapado en el área de lavavajillas y otro en el cuarto de basuras, donde, una vez muerto, «fermentó veinte días junto a otros residuos».

No obstante, la dirección del hospital «no comparte las afirmaciones sobre la permanencia de vectores muertos en sus instalaciones, ya que el hospital, ante la notificación de cualquier incidencia de este tipo, actúa de manera inmediata», ha señalado en declaraciones a Europa Press.

De hecho, asegura que «la cocina del centro mantiene una exhaustiva limpieza diaria, al igual que el cuarto de basuras, que se vacía y limpia a diario».

Por su parte, los trabajadores añaden que «se han detectado más ratas en el plonge (zona de limpieza) y área de cocción, así como restos de sus heces donde se almacena la comida»”.

Loading...

Tras señalar que «los peligros de transmisión de enfermedades son evidentes, para pacientes y trabajadores», estos últimos han exigido «soluciones inmediatas» para proteger la salud de los pacientes y del personal. Asimismo, han pedido una investigación para que se depuren las responsabilidades que pueda tener la empresa responsable y la dirección del centro sanitario.

El alcantarillado público, posible amenaza

Según la dirección del hospital, se ha solicitado un informe a la empresa de desratización y «esta señala como posible amenaza el alcantarillado público próximo al centro hospitalario, ajeno a sus instalaciones».

Asimismo, ha hecho hincapié en que el Gregorio Marañón está sometido a un «estricto control de desratización, atendiendo a la normativa establecida, por parte de empresas homologadas de sus más de 200.000 metros cuadrados de superficie repartidos en 22 edificios».

En concreto, la cocina del Gregorio Marañón tiene establecido un programa de desratización por parte de la empresa contratada con una frecuencia semanal durante todo el año, que aumenta a dos veces por semana en periodo otoñal, y con atención permanente para cualquier incidencia que pudiese producirse dentro de sus instalaciones, además de esta periodicidad mencionada.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!