Demagogia sin disfraz

Esperado en Francia, el primer gran debate televisado, antesala de las elecciones presidenciales de 2022, oponía, este 11 de febrero, a Marine Le Pen, de extrema derecha, frente a Gerald Darmarin, ministro del interior de Emmanuel Macron. Una suerte de puesta a punto de los principales argumentos, que sirve de entrenamiento previo al lanzamiento de la contienda. El resultado ha sido destructor, distinto del cariz de aquel conocido cara a cara con Marine Le Pen en la segunda vuelta de las presidenciales de 2017. En esta ocasión, ha emergido, contra pronóstico, un sello propio del ministro de Macron, situado a la derecha de la extrema derecha.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!