Definir las reglas del juego

Uno de los principales retos a los que nos enfrentamos en los próximos años es la eficiente ejecución y gestión del Fondo de Recuperación Next Generation. España ha sido uno de los primeros países en presentar el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia en el que se prevé que 72.000 millones de euros, es decir, aproximadamente la mitad del fondo de recuperación para España, se obtengan en forma de transferencias, y una parte muy relevante de estos se prevén para el ámbito de la vivienda. El foco en este campo se encuentra fijado prácticamente en su totalidad en materia de rehabilitación y eficiencia energética. Con la finalidad de lograr un flujo adecuado de inversión hacia las necesidades de nuestro país, se priorizan diez políticas palanca, alienadas con las siete iniciativas bandera europeas (flagship initiatives). Entre las iniciativas europeas destaca la rehabilitación energética de edificios. Por ello en el plan de España la agenda urbana y rural se configura como la primera política palanca, y en concreto las acciones vinculadas a la preparación de nuestras ciudades y pueblos a los retos actuales, generando entornos urbanos más accesibles e inclusivos. Esta priorización se traduce en que el plan estatal contemple como proyecto un “Plan para la rehabilitación de viviendas y regeneración urbana” centrado en la eficiencia energética. Paralelamente, la colaboración público-privada se constituye como principio director fundamental para aumentar la capacidad de inversión de los proyectos tractores, ya que, de acuerdo con la experiencia internacional, en este tipo de proyectos, por cada euro de inversión pública se generan 4 euros de inversión privada.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!