Debate sobre el presente y el futuro del flamenco: “Hay que apoyar al sector” | Babelia

El sector de la cultura, en general, y el de la música y las artes escénicas, en particular, es uno de los más afectados por la crisis provocada por el coronavirus. También es uno de los que menos visos de recuperación tiene a corto plazo, ya que, desde hace años, sus principales ingresos provienen de la puesta en escena, de la interacción con el público, de las actuaciones en directo.

En este vídeo, grabado durante el confinamiento, destacados representantes del flamenco reflexionan y se hacen eco de los momentos que vivimos, comparten sus sensaciones y transmiten su mensaje y sus ideas ante la difícil situación que están atravesando muchas familias dependientes de unos ingresos que solo llegan si quienes las sustentan tienen la ocasión de mostrar su talento y su arte ante el público y de dar trabajo, a su vez, a todas las personas que hacen posible esa puesta en escena. Los participantes son el músico y compositor Jorge Pardo; la cantaora Marina Heredia; el guitarrista, compositor y productor Josemi Carmona; la bailaora y coreógrafa Belén Maya; el músico y productor Fernando Vacas y el promotor musical José Luis Palazón, organizador del encuentro, bajo la premisa de que “el flamenco es algo muy representativo de la cultura española en el exterior y de nuestro producto interior bruto cultural”.

Durante la charla, cada cual aporta su diagnóstico. “Todo esto va a pasar y sacaremos alguna conclusión que nos haga mejores”, aventura Jorge Pardo. “No queremos limosnas, ni parches, hay muchas cosas en la industria que tienen que cambiar”, sostiene Belén Maya. “Hay que abrir líneas y dar cabida también a los artistas que tienen menos recursos”, advierte Marina Heredia. Y si Josemi Carmona recuerda que “la música es el alimento del alma”, Fernando Vacas añade que también “es medicina”. La grabación se acompaña de la música de los protagonistas y de algunos de sus vídeos y actuaciones. Además, cuenta con la participación del guitarrista malagueño Daniel Casares y del cantaor, compositor y saxofonista Antonio Lizana, desde Nueva York. Este último explica: “Aquí no hay paro para los músicos, ni tenemos derecho a coger vacaciones, cosa que en otros países de Europa sí se contempla”.

En EL PAÍS, decenas de periodistas trabajan para llevarte la información más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de acceso ilimitado, puedes hacerlo aquí por 1€ el primer mes y 10€ a partir del mes siguiente, sin compromiso de permanencia.

Suscríbete

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!