De Gea se niega a cerrar su debate

Sin Ramos y sin Busquets, el de Suecia fue el primer partido de España sin supervivientes de la Selección campeona. Estaba Albiol, pero ninguno de los titulares, ninguna de las grandes referencias. El futuro, pues, se parecerá mucho a este partido de Suecia. Ramos estaba sancionado y Robert Moreno optó por dejar a Busquets en el banquillo y probar con Rodri en el mediocentro, dando más argumentos para el debate de la sucesión en el pivote. No fue el único expediente reabierto. También hizo regresar a De Gea en lugar de Kepa. Fue una coincidencia, seguro, con su fallo reciente en Oslo, pero la entrada de De Gea introducía como mínimo la idea de una alternancia en el puesto.

De esta forma, una España que ofrecía dudas y muchas opciones sin concretar se hacía aún más abierta. Lo único afianzado de los últimos meses es Fabián, con la posibilidad de sus aliados generacionales, Ceballos y Oyarzabal. Pero arriba (si había pocos, debutó Gerard Moreno), en la media y también atrás y en portería hay tantas dudas como certezas. La sensación que da España es de estar usando los partidos de Clasificación, no para concretar un equipo, sino para ampliar el abanico de lo posible. En cada convocatoria surgen nuevas posibilidades mientras se van deshaciendo un poco las anteriores. Nada es demasiado firme, los cimientos están tiernos.

Y lo que parecía sólido, la portería y el mediocentro, se abrió en Suecia a la discusión. Hasta el estilo que, como suele decirse valdanescamente, «no se negocia», parece tambaleante. España tuvo más la pelota que contra Noruega, con más seguridad y hasta con fluidez en ocasiones, pero sin jugar como solía, sin dominar la posesión como antaño. Se difumina un poco el rastro del estilo en este periplo nórdico español. No obstante, cabe recordar aquí lo que decía Gordon Strachan: «El fútbol consiste en lo que pasa en las áreas. Lo demás es propaganda».

Arriesgó por seguir

En la suya, desde luego, mandó De Gea, el mejor de España mientras estuvo en el campo, En la primera parte hizo dos paradas importantes en los minutos 26 y 32 (ágil reacción a un gran remate de Quaison). Estuvo menos seguro con los saques, sobre todo por un malentendido con Rodri que se repetía y a cuya presión acudían los suecos, avisados.

En la jugada del gol local, ya en la segunda mitad, De Gea hizo dos paradas previas de mérito, siendo imposible llegar al tercer remate.

Loading...

El portero se había estado quejando de molestias en el abductor, pero con Kepa calentando el cambio no se terminaba de hacer. Seguía en el campo De Gea arriesgándose a una lesión. En ese estado volvió a detener una ocasión del peligroso Forsberg.

En el minuto 57, definitivamente, y tras muchos minutos quejándose, De Gea se rompió al sacar. Era imposible seguir y cojeando fue sustituido por Kepa. Había asumido un riesgo por aprovechar la oportunidad que le daba el seleccionador y en esos minutos recordó al portero irrebatible que ganó la titularidad. A España se le abren los debates. El de la portería De Gea se niega a cerrarlo.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!