¿Cuántos tipos de Yoga conoces y cuáles son sus beneficios?

Hatha

La respiración es fundamental en yoga – Instagram @patrickbeach

Es una de las escuelas tradicionales y más populares de yoga. Para que nos entendamos, es el que más se ofrece, por ejemplo, en los gimnasios.

Su rutina consiste en una sucesión de posturas (asanas) que son ideales para estirar y abrir el cuerpo, lo que se complementa también con el trabajo de la mente, ya que se necesita un alto nivel de concentración y meditación para mejorar. Es ideal para personas activas, con gusto por el ejercicio físico, y para principiantes.

Vinyasa

Equilibrio, una de las cosas que más trabaja el yoga
Equilibrio, una de las cosas que más trabaja el yoga – Instagram @holahanuman

Divertida disciplina que busca la coordinación máxima entre movimientos y respiración. Es, por buscar la característica que más le diferencia del resto de tipos, muy dinámico y muy exigente en lo físico, ya que el trabajo aeróbico es más intenso también.

Se puede combinar con el Ashtanga al ser este también muy dinámico.

Kundalini

Posturas menos activas con estiramientos profundos
Posturas menos activas con estiramientos profundos – Instagram @MCYogui

Posturas menos activas a cambio de hacer estiramientos más profundos. Deja fluir tu energía. Esta sería la gran diferencia, grosso modo, del yoga kundalini.

Se considera por muchos expertos como una de las mejores disciplinas para la iniciación.

Ashtanga

Requiere de un alto nivel de fuerza
Requiere de un alto nivel de fuerza – Instagram @seanphelpslife
Loading...

Esta disciplina, que es habitual trabajarla de forma combinada con con el Vinyasa, se basa fundamentalmente en tres detalles: la respiración Ujjayi (contrayendo la glotis), los cierres energéticos (contracciones musculares), y el Dristi, que es la focalización de la mirada durante cada postura.

Al enlazar las asanas, que deben ser realizadas a un ritmo físico y de respiración determinados, requiere un alto nivel de fuerza.

Iyengar

Es lento y pausado
Es lento y pausado – Instagram @yoga.kalus.neyer

Es un estilo lento, pausado y suave, muy focalizado en las posturas, similar en este sentido al Hatha. Escuela tradicional a la que da nombre su creador, B.K.S. Iyengar, se puede considerar un yoga más focalizado en la parte práctica -alineación corporal- y en profundizar sobre la práctica de los asanas y la técnica de respiración.

Bikram

La alta temperatura va de la mano de los ejercicios
La alta temperatura va de la mano de los ejercicios – Instagram @bikramyogaspain

No apto para personas que sufren con la concentración altísima de calor y humedad, ya que la sala puede alcanzar hasta los 42 grados durante la sesión de trabajo.

El objetivo de estas condiciones es ayudar a los músculos a ser más laxos, lo que a su vez permite al cuerpo abrirse y ser mucho más flexible. Vas a ver lo que es estirar hasta las uñas de tu cuerpo… y lo que es sudar.

Jivamukti

El Jivamukti, otra modalidad
El Jivamukti, otra modalidad – Instagram @nicci_ismyname

Junto con el Rocket Yoga, son dos de las nuevas disciplinas desarrolladas en Estados Unidos recientemente. En concreto, el Jivamukti data de 1986. Es, literalmente, la “liberación en vida”.

Parte del Ashtanga pero combina su concepto con enseñanzas espirituales, por lo que está más dirigido a la parte mental y emocional.

Rocket yoga

Parte del Ashtanga y del Vinyasa
Parte del Ashtanga y del Vinyasa – Instagram @joayoga

En 1980, Larry Schultz creó esta variedad en San Francisco. Es dinámica, con muchas variaciones y transiciones opciones que pueden incorporarse al esquema básico.

Destaca por la cantidad grande de inversiones y posturas en equilibrio, y parte del Ashtanga y del Vinyasa, pero dejando un espacio más amplio a la creatividad del que lo practica.

Acroyoga

Las acrobacias suelen hacerse en pareja
Las acrobacias suelen hacerse en pareja – Instagram @dylanwerneryoga

Una de las disciplinas más instagrameables, que se ha hecho famosa porque se suele practicar en pareja, lo que la hace especial y distinta; un reto compartido.

Su rutina consiste en combinar el trabajo clásico del yoga con las acrobacias. Se mejora la confianza en la otra persona y la fuerza muscular, entre otras cosas.

Naked yoga

busca la conexión cuerpo -mente desde el desnudo
busca la conexión cuerpo -mente desde el desnudo – Instagram @yumikataoka_life

Cerramos la selección con una de esas disciplinas relativamente nuevas que llaman la atención incluso aunque no seas curioso. Su objetivo es todo lo contrario al que le ha dado a conocer, puesto que busca la conexión con el cuerpo y la mente desde el desnudo -cosa que consigue según cuentan sus adeptos-.

Fue creado por el estudio neoyorkino Bold&Naked, aunque se cree que sus orígenes están en la India, allá por los años 60, en plena era del movimiento hippie.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!