«Cuando alguien es mala con los ciudadanos, lo es con compañeros»

El presidente del Gobierno de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha cargado este sábado contra la exsecretaria general del PP María Dolores de Cospedal, y la ha acusado de ser las dos caras de una moneda: por un lado, la de los recortes del PP y, por otro, la de «los manejos y métodos absolutamente corrompidos en el ámbito político».

A su llegada al acto de proclamación de candidatos del PSOE a presidir las comunidades autónomas, en Fuenlabrada (Madrid), ha sido preguntado por la salida de Cospedal de la política tras filtrarse sus conversaciones con el excomisario José Manuel Villarejo -en prisión por presuntos delitos de pertenencia a organización criminal, cohecho, blanqueo de capitales, revelación de secretos y extorsión-, en las que le pedía investigar el papel de su compañero Javier Arenas en la fundación Asociación de Estudios Europeos, y ha afirmado: «Cuando alguien es mala persona con los ciudadanos, lo es incluso con los compañeros de su partido. A las pruebas nos tenemos que remitir».

Según él, «en España se están dando por normal cosas que en cualquier otro país supondrían un auténtico giro político» y ha dicho que lo sucedido con Cospedal debe tener consecuencias. «Realmente, es muy grave», ha apuntado, y ha añadido que se trata de «la manifestación de la política más sucia».

En este sentido, ha acusado a los ‘populares’ de «echar balones fuera» como hicieron «cuando defendían a Bárcenas o cuando decían que no conocían a un tal Bigotes». Así, le ha recordado al actual presidente del PP, Pablo Casado, que aún quedan 56 resoluciones judiciales pendientes que afectan a su formación y que él ya formaba parte del partido en las épocas que se investigan.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *