Crema de berenjena asada con chirimoya y granada

Con la llegada del otoño empieza la mejor temporada del año: la temporada de las cremas. Además, tenemos la suerte de que empiece al mismo tiempo que la de las granadas y las chirimoyas, que son de las mejores frutas que podemos consumir (o por lo menos, mis favoritas).

La berenjena asada es un recurso que siempre va bien: no tiene complicación ninguna a la hora de prepararse; es accesible para casi todo el mundo y combina perfectamente con multitud de especias e ingredientes. Probablemente la receta más conocida de berenjena asada sea el baba ganush, que se diferencia de la propuesta de hoy porque en su receta buscamos que haya trozos, mientras que aquí la pasaremos por una batidora junto a la chirimoya para obtener la textura de una crema. Para algunos, este plato más que una crema puede parecer una salsa para mojar. No pasa nada, siéntete libre de usarla para lo que quieras, ya que va perfecta con pan de pita o verduras crujientes y frescas como el pepino o la zanahoria.

Añadir a una crema un elemento que cruja siempre va bien. Frutos secos asados, picatostes o legumbres tostadas suelen ser la opción más común y rara vez fallan, pero en esta ocasión nos aprovecharemos de esta temporada y utilizaremos granada, que aportará color, textura y contraste de sabor.

En resumen, tenemos una crema con un sabor que se sale un poco de lo habitual, ya que mezclamos ingredientes asados con frescos. Tiene un pequeño toque lácteo por el yogur y bastante profundidad gracias al tahini. Es fresca gracias a la chirimoya y la granada, pero nos sitúa en los sabores de otoño, que ya tocan.

Dificultad

La de pelar la chirimoya.

Ingredientes

Para 2 personas

Además

Preparación

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!