Creando al jugador perfecto | Es LaLiga en EL PAÍS

Los jugadores que desfilarán por este artículo muy probablemente serán los que se les aparezcan en los sueños a los entrenadores: tan perfectos como imposibles. ¿Puede un delantero ganar casi todos los duelos aéreos que disputa y, además, ser el más veloz y el que más regatea? Los expertos de Mediacoach, la herramienta de análisis estadístico y de vídeo de LaLiga, piensan un momento en Lionel Messi, delantero del FC Barcelona, ¿tal vez Messi? Aunque la respuesta es no. Ni Messi lo conseguiría. Los superjugadores que está a punto de descubrir son prototipos del mejor portero imaginable, el defensa infalible, el centrocampista más completo y el delantero letal; creados gracias a las herramientas que permiten conocer al detalle el rendimiento de cada deportista de LaLiga Santander. Estos son, según el análisis de datos, los futbolistas perfectos compuestos a partir de las principales virtudes de los jugadores de la élite del balompié español.

¿Dónde ir a buscar al portero ideal? Dos de sus cualidades más importantes aparecen entre los recién ascendidos de LaLiga SmartBank a LaLiga Santander. Que el guardameta del Cádiz CF, Jeremías Ledesma, se haya convertido en un imán de centros no es casualidad. El equipo amarillo defiende cerca de su área, obliga al rival a atacar por afuera y Ledesma responde a la altura. Ha descolgado y atrapado, en estas 22 jornadas, 18 centros. Tampoco sorprende que Edgar Badía, portero del Elche CF, sea uno de los mejores a la hora de blocar, es decir, de atrapar el balón además de evitar el gol. Su equipo recibe muchos disparos y él ha sabido reaccionar, pero también está entre los cinco porteros con mejor porcentaje de paradas.

El estilo de juego de cada equipo moldea las características de un jugador que debe adaptarse a su entrenador para destacar. Ter Stegen, el 1 del FC Barcelona, se ha convertido en un maestro del juego de pies: acierta más del 90% de sus pases.

Luego hay futbolistas fuera de serie como Jan Oblak, que aunque no recibe tantos remates por partido, lo para casi todo. De los 65 disparos a puerta que recibió detuvo 53.

Las cifras de acciones de juego puntuales, como una parada, combinadas con otros eventos que suceden en un partido de fútbol aportan aún más información. En este aspecto trabaja últimamente el equipo de Mediacoach. Roberto López, coordinador del proyecto de Mediacoach y del área de Investigación Deportiva de LaLiga, subraya: “Buscamos registrar automáticamente las acciones técnicas y tácticas durante un partido”. Así, por ejemplo, el sistema detecta que Jordi Masip sabe cómo desviar un balón sin conceder una segunda ocasión de peligro para el rival. Lo hace en el 90% de las paradas que no bloca.

¿Quién no admira los centros al área de Jesús Navas? Lleva una vida haciéndolos. Ya no es novedad disfrutar de la lucha del CA Osasuna de Jagoba Arrasate. Uno de sus centrales, David García, de metro ochenta y cinco de altura (frente a centrales que sobrepasan el metro noventa), es el defensa más fuerte por arriba. Ha ganado el 78% de los duelos aéreos disputados.

Mediacoach, como explica su coordinador, López, permite ir más allá. Jules Koundé, el defensa del Sevilla FC del que habla todo el mundo, gana terreno como ninguno con el balón en los pies. Y a toda máquina. Ha llevado el balón 376 veces hacia adelante, durante más de ocho metros y con una velocidad superior a los 14km/h.

Pero un defensa no solo debe ser fuerte o físico. Sergio Ramos cumple con todos los requisitos y, además, nueve de cada diez pases de los que lanza hacia adelante son recibidos por un compañero. En él empiezan los ataques del Real Madrid.

Ser punzante con los pases es importante en un defensa, pero fundamental para un centrocampista. Por eso, el técnico analista de fútbol de Mediacoach Fabio Nevado admira el concepto del pase profundo. Allí destaca el alemán Toni Kroos. “Entendemos por pase profundo aquel que supera los 30 metros de distancia ganada si se ejecuta desde zona de iniciación [primer tercio del campo, desde la defensa], los 20 desde la zona de creación o los 10 en el último tercio”, explica. “Kroos es el que más los hace y un 92% de ellos alcanza el último tercio”. Dicen en Mediacoach que esta clase de datos permite orientar más las conclusiones a lo que realmente sucede en el partido y evitar cualquier error en el análisis.

En este sentido, el cambio de orientación es otra variable que permite entender la participación de un centrocampista. Kroos, “el medio total”, por ejemplo, es junto a Joan Jordán, del Sevilla FC, el que más ha completado (39). ¿Qué significa esto? Que esos 39 pases han cruzado la zona central del campo y que la longitud entre Kroos y el receptor de su lanzamiento es mayor al 60% del ancho del campo de juego. Lo cierto es que el alemán se acerca bastante al futbolista que podría crear la máquina de Mediacoach: es el mediocentro con mejor porcentaje de éxito en sus pases hacia adelante (89,6%) y el jugador de LaLiga Santander con mejor pase largo. Es el segundo futbolista de toda LaLiga Santander que más acciones de alto impacto ofensivo completa (56). Solo Messi, que es delantero, acumula más (96). Un motor casi perfecto para su equipo.

Pero Kroos no puede hacerlo todo. Un centrocampista impoluto necesitará también del aire de Mikel Rico, que, defendiendo los colores de la SD Huesca, se mueve 12,5 kilómetros de media por partido. O el despliegue de Frenkie De Jong, el que más mueve por campo contrario cuando su equipo tiene el balón: acumula 92.000 metros.

El fútbol es un deporte colectivo y la evidencia de que uno no puede contra 11, de que no puede vencer solo ni hacerlo todo, es si cabe mayor con los delanteros. Para ganar los balones que van por el aire, por ejemplo, hay que ser corpulento, fuerte. “Por eso Joselu es un jugador que encaja bien con el juego directo del D. Alavés”, explica Nevado. El ariete de los babazorros ha ganado 148 duelos aéreos. Desde su cabeza comienza la construcción del delantero jamás visto.

Sí, hay cosas que Messi no puede hacer. Pocas, en realidad. Nevado incide en la relevancia de la métrica de las acciones de alto impacto ofensivo: “Suma los goles, las asistencias, los remates y los pases que acaban en un disparo. Es una manera sencilla y rápida de medir la influencia completa de un jugador en el ataque de su equipo”. No sorprenderá a muchos que el campeón en esto, aun sin haber disputado todos los partidos de su equipo, siga siendo el ’10’ del FC Barcelona. “Es la métrica más representativa de su rendimiento”, dice el analista Nevado. Lidera en cantidad de regates (85), en capacidad para asistir (con 40 es el segundo que más pases que propician remates realiza) y en tiros a portería (56 de sus 106 disparos han encontrado el objetivo).

Es destacable en esta posición la labor de Nabil Fekir, mediapunta del Real Betis, que ha conseguido irse del rival en 51 de los 76 regates que ha intentado. Alta gambeta. Su porcentaje es mayor que el de Messi, aunque se ha arriesgado la mitad de veces que el argentino.

“Para destacar en unas cosas necesitas una serie de características que a veces no te permiten ser tan bueno en otras”, sostiene Nevado. “Benzema, sin ser el mejor en ninguna métrica, por ejemplo, es un jugador sobresaliente en todas. Ha participado de manera directa en más goles que Messi (11 goles y cinco asistencias contra 13 y dos). Solo Luis Suárez supera al francés: a sus 16 dianas le suma dos asistencias”, agrega.

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!