Courtois se asienta tras el terremoto

Guardar

Courtois pone cimientos bajo su portería tras año y medio de examen final. El guardameta se apuntala en el puesto después de soportar las comparaciones constantes con Keylor y de ver como también se le ponía en duda respecto a Areola, hasta que un fallo del francés desvió los tiros dirigidos hacia el belga. «Thibaut», así le llaman sus compañeros, fue la víctima propiciatoria de los muchos goles que recibía el Real Madrid en esa caza de brujas que el equipo blanco sufre siempre que las cosas no salen bien.

El guardameta belga se apuntala en el puesto después de soportar las comparaciones constantes con Keylor y de ver como también se le ponía en duda respecto a Areola

Piensa que muchos quisieron desestabilizarle cargando las tintas contra él, cuando la sangría de goles en contra era una cuestión de todo el equipo. Los elogios a un recién llegado, Areola, confirmaron sus sospechas. No comprendía nada. O lo entendía todo demasiado bien.

No le culpaban de fallos graves: le criticaban por no hacer los milagros que la afición del Bernabéu implora a un cancerbero madridista. El 3-0 del PSG y el empate a dos tantos del Brujas en Chamartín le pusieron en el ojo del huracán. Esperaba superar el terremoto. Se considera un portero de primer nivel y debía demostrarlo. Acaba de firmar en Ipurúa una plusmarca de Zidane: 533 minutos y cinco partidos completos imbatido.

14 partidos, 12 goles: 0,85 goles de promedio

Criticado a lo largo de la temporada, Courtois no recibe un gol desde el partido de Mallorca, que fue el punto de inflexión del cambio que Zinedine impuso al equipo. Todos debían defender para enderezar una nave sin rumbo. Desde entonces el Real Madrid suma cuatro victorias, un empate, 16 tantos a favor y ninguno en contra. «Prefería haber ganado 2-1 al Betis y no acabar imbatido», destaca el belga, que ahora es felicitado por sus compañeros en cada encuentro. En Estambul salvó tres acciones de gol, ante el Betis tuvo dos manos de oro y en Éibar volvió a hacer dos paradas importantes.

«A Thibaut le faltaba esta racha para demostrar ante los demás quien que es, nosotros ya conocemos su capacidad», subrayan los capitanes. «Necesitaba tranquilidad y la ha conseguido con estos cinco partidos sin recibir gol», dicen los jefes del plantel. El guardameta se siente por fin seguro y cada vez rinde mejor, sin la presión externa.

«A Thibaut le faltaba esta racha para demostrar ante los demás quien es, nosotros ya conocemos su capacidad«, subrayan los capitanes del Real Madrid
Loading...

Ya presenta número positivos en su campaña particular, luego de meses de zozobra: 14 encuentros disputados, 12 goles en contra y 22 paradas. Tiene 0,85 tantos en contra de promedio. En Champions aún paga el precio del mal comienzo del equipo en el torneo tras los dos primeros envites: cuatro encuentros y cinco tantos en contra. Los dos duelos con el Galatasaray, imbatido, empiezan a poner las cosas de Courtois en su sitio.

La visión del aficionado ha cambiado. Cuando se buscaban culpables, Courtois y Bale eran los patitos feos. El galés lo sigue siendo. Al belga ya no le silban cuando toca el balón. Comienza a sentirse respetado y valorado. Le falta ser ovacionado.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!