Correos amplía y diversifica su red de oficinas | Extras

Más de la mitad de la red de oficinas de Correos, –1.297 de un total de 2.393–se encuentran en zonas rurales o de baja densidad de población en las que residen más de 15 millones de personas y donde en la actualidad no existen puntos de acceso para muchos servicios de primera necesidad.

La red de la empresa pública es uno de los mejores activos con los que cuenta la empresa para mejorar la vida de los ciudadanos por la capilaridad y total cobertura territorial de España.

“Llegar a todos los puntos, incluso pequeños pueblos alejados, nos da una excelente oportunidad de poder poner al alcance de la mano de nuestros clientes una gama de productos y servicios a los que difícilmente pueden acceder de otra manera”, afirma Marcela García, directora de la oficina de Villanueva del Arzobispo (Jaén). 

“El hecho de no tener que desplazarse a la ciudad, ahorrar tiempo y que Correos sea una marca reconocida que inspira confianza, hace que recibamos constantes agradecimientos de los clientes”, añade.

“En pueblos, barrios y pequeños grupos urbanos, en muchas ocasiones, no se tiene acceso a la contratación de servicios. Correos hace una gran labor en este sentido ya que hay mucha gente mayor y algunos jóvenes que no entienden o no les aporta confianza contratar productos por internet”, explican Ana Rita Baute, de atención al cliente en Icod de los Vinos (Tenerife) y Héctor Ruiz, director de la oficina.

Ambos resaltan que el conjunto de facilidad y cercanía humana y física hace de la empresa pública un gran apoyo en estos núcleos para que la población pueda seguir residiendo donde ha elegido vivir con los servicios a los que tiene derecho.

En este mismo sentido se manifiesta María Sancho, directora de la oficina de Morella (Castellón): “Estamos presentes en todas y cada una de las localidades, formando parte del día a día de los habitantes de la España vaciada. Cualquier tipo de producto que requiera ser contratado por internet, en especial los que van dirigidos a las personas mayores, tendrán buena salida y serán de gran ayuda en todas partes, pero en zonas como ésta más, ya que tenemos una media de edad muy alta y las conexiones digitales ni son lo que mejor funciona ni un porcentaje alto de los habitantes mayores de estos lugares se encuentra cómodo en la red”.

Las oficinas actuales tienen poco que ver con las antiguas. No solo por los nuevos modelos comerciales y de atención implantados y la renovada imagen, sino también porque la oferta comercial ha crecido y ha cambiado significativamente al incorporar servicios de distintos bancos, venta de entradas o libros, comercialización de servicios de telefonía, luz, gas…, y otros muchos servicios de gestión, como el pago de tributos o los últimos incorporados de la DGT, que se suman a los productos que tradicionalmente ha ofrecido la empresa pública.

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!