Coronavirus: Grifols prueba en España su tratamiento frente al Covid-19 | Compañías

Mientras avanzan las vacunas para inmunizar a la población del SARS-CoV-2, la industria farmacéutica sigue buscando en paralelo una terapia que cure de la patología Covid-19, aunque con escasos avances. La multinacional catalana Grifols está en ese camino y ahora va a probar su tratamiento en España. Esta empresa cotizada en el Ibex 35 anunció este lunes que va a iniciar una ensayo con pacientes en Barcelona utilizando una proteína plasmática con anticuerpos frente al virus.

En este ensayo en fase III (la última antes de solicitar la comercialización), el laboratorio evaluará la seguridad y eficacia de un nuevo medicamento, que tiene como base la inmunoglobulina denominada Gamunex-C y que contiene «anticuerpos policlonales anti-SARS-CoV-2 obtenidos de donantes de plasma que han superado la enfermedad», explica la compañía.

Grifols prevé que este ensayo clínico liderado por los investigadores Oriol Mitjà y Bonaventura Clotet, del Hospital Germans Trias i Pujol de Badalona, comience en el mes de febrero de 2021 y los primeros resultados podrían conocerse en primavera. En esta prueba participarán alrededor de 800 individuos asintomáticos, pero positivos de SARS-CoV-2 diagnosticados, a quienes se les administrará por vía subcutánea la inmunoglobulina rica en anticuerpos frente al virus.

Esta prueba es similar a la ya puesto en marcha por la compañía en EE UU, donde en octubre pasado año inició junto con otras compañías y varias agencias de salud estadounidenses el ensayo clínico ITAC (Tratamiento con Inmunoglobulina Anti-Coronavirus en Pacientes Hospitalizados) para testar la eficacia y seguridad de una inmunoglobulina hiperinmune anti-SARS-CoV-2 en pacientes hospitalizados y graves. Está previsto que los resultados del ensayo ITAC se conozcan durante la primera mitad de 2021.

De momento hay muchas dudas sobre la eficacia de los tratamientos que se han ido utilizando y aprobando para su uso, ya que no hay evidencias claras de su efectividad, tampoco en el caso de las terapias plasmáticas como la impulsada por Grifols. La Organización Mundial de la Salud (OMS) puso en duda el pasado otoño de la eficacia de Veklury (remdesivir), medicamento de Gilead, para esta enfermedad. Tampoco hay datos suficientes para conocer la efectividad de los anticuerpos monoclonales desarrollados por Lilly o Regeneron que ya se usan en hospitales de EE UU y europeos. Por ejemplo, este lunes, Vir Biotechnology y el laboratorio británico GSK anunciaron también un ensayo para evaluar en Reino Unido su anticuerpo. 

«El medicamento proporcionaría una protección de efecto inmediato postexposición al virus que sería especialmente útil como complemento de la vacuna en la fase temprana tras la vacunación», se explica desde Grifols. «Además, podría proteger a personas mayores y personal sanitario, así como a pacientes inmunodeficientes cuya vacunación no está recomendada. También contribuiría a ayudar a contener brotes en lugares donde no se haya iniciado la vacunación o esta no haya sido completada», añaden.

“Este tratamiento con las inmunoglobulinas como base proporcionaría una combinación de anticuerpos policlonales que, frente a los monoclonales, presentan una mayor diversidad que podría mejorar la capacidad de protección frente al virus, señaló el investigador Oriol Mitjà en un comunicado. “Su facilidad de conservación en nevera y la administración subcutánea favorecerían la distribución y utilización de esta potencial terapia, que podría administrarse en cualquier consultorio médico evitando la visita a un centro hospitalario. Si se confirma su eficacia, la nueva terapia se podría administrar a personas que hubieran dado positivo en test de antígenos y PCR en hospitales y redes sanitarias de atención primaria”, destacó por su parte Antonio Páez, director médico de Grifols.

El laboratorio dirigido por la familia Grífols dispone actualmente de 25 proyectos de investigación en marcha para tratar las distintas fases del Covid-19, desde la temprana exposición al virus hasta la hospitalización y cuidados intensivos.

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!