Coquito puertorriqueño | Recetas El Comidista EL PAÍS

¡Wepa, mis panas! ¿Y si tropicalizamos un poco estas gélidas fechas? Os presento el coquito; la bebida navideña por antonomasia de Puerto Rico. En España, los padres y las madres permiten que sus vástagos tomen un inocente sorbo de cava para brindar en familia. En la Isla del Encanto, los pais y las mais hacen lo mismo con el coquito.

Se cree que este brebaje fue creado por los jíbaros de los campos de caña de azúcar. Si aquí nos debatimos entre la tortilla de patatas con o sin cebolla, allí lo hacen entre el coquito con o sin clara de huevo. Muchos boricuas ven en la versión huevera la influencia del ponche anglo –egg nog– y la atribuyen a la invasión estadounidense del siglo XIX.

Existen tantas maneras de hacer coquito como culos desafiando las leyes de la física en un vídeo-clip de reguetón. Se puede añadir brandy o bourbon, dar rienda suelta a las especias -anís estrellado, clavo, nuez moscada, jengibre- y agregar extractos de vainilla o almendra. También se puede elaborar su versión cafetera (con café soluble) y chocolatera (con cacao en polvo). La nuestra va sin huevo. ¡Ojo! No confundáis la crema de coco con la leche de coco. La primera es más concentrada, espesa y dulce que la segunda. Podéis encontrar latas de crema de coco en colmados latinos, asiáticos y en tiendas bien surtidas de productos ecológicos. La marca más famosa es Goya. Los que no queráis alcohol, sustituid el ron por leche de coco. El coquito se sirve con o sin hielo, pero siempre bien frío, y se puede decorar con una ramita de canela, ralladura de limón o escamas de coco.

Papasotes y mamasotas: Esta receta es un mamey. Preparen botellas para llevar, váyanse a janguear con su corillo y culeen hasta al amanecer. ¿‘Tan ready? Pues, métanle duro y pásenla brutal. ¡Brrrrrr!

Dificultad

Más fácil que desafiar las leyes de la física con el culo

Ingredientes

Para 1.5 litros

Para decorar

Preparación

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com.

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!