Continúa en nivel 1 el incendio en Poyales del Hoyo (Ávila), originado la noche desl lunes por un rayo

El incendio originado anoche en Poyales del Hoyo (Ávila), y que ha afectado también a Guisando, continúa en nivel 1 a estas horas. Al igual que ocurriera hace algo más de una semana en Sotillo de la Adrada, en esta misma provincia, la causa, según las primeras investigaciones, fue un rayo derivado de la tormenta que afectó a la zona, explica Ical.

En estos momentos, trabajaba un operativo de más de 150 personas para extinguir las llamas, entre ellas 40 pertenecientes a dos batallones de la Unidad Militar de Emergencias (UME), y hasta cinco medios aéreos. Tras una noche «complicada» en la que el fuego presentó mucho riesgo con llamas que superaron los 20 metros de altura, la evolución es favorable, según explica el delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Ávila, José Francisco Hernández Herrero.

Pese a todo, a estas horas aún queda «mucho trabajo por hacer» antes de dar por controlado y extinguido este incendio que ha obligado, además, a cortar el tráfico en la CL-501, concretamente entre el kilómetro 66,5 y 74.

Así, 15 horas después de originarse este incendio, se centraban en «refrescar los puntos calientes» y «evitar reproducciones», muy probables teniendo en cuenta tanto las altas temperaturas como la condensación de la escasa lluvia caída en la zona en las últimas horas y que, asegura Hernández Herrero, en este caso no ha sido un buen aliado sino que ha actuado «como un enemigo para el control de este incendio».

De hecho la situación meteorológica, con riesgo importante por tormentas con aparato eléctrico y fuertes rachas en la provincia de Ávila para la jornada de este martes, no solo está detrás del incendio de nivel 1 de Poyales del Hoyo sino que los rayos también serían el origen de las llamas que durante las últimas horas han afectado a otros términos de la zona sur de la provincia como San Esteban del Valle, Sotillo de la Adrada, Candeleda y Pedro Bernardo, estos dos últimos activos aún a mediodía de este martes, si bien de nivel 0.

El delegado territorial insistie en que queda «mucho trabajo por delante» en condiciones, además, «muy adversas» y derivadas de la situación de alarma meteorológica que para esta provincia y hasta la media noche de este martes establece alarma por vientos fuertes y cambiantes, temperaturas altas y tormentas con aparato eléctrico. Una «dificultad máxima para poder dar por controlado y extinguido este incendio», reconoce Hernández Herrero a la que se añade la «preocupación por la alta probabilidad» de que puedan originarse nuevos fuegos en la provincia de Ávila.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!