Consejos para novatos de gente que lleva años viajando en autocaravana

Gema Segura y Luciano Trevignani, de 47 y 45 años, llevan un mes en su autocaravana viajando por el Pirineo. Son actores y tienen una compañía de teatro llamada grupo Puja. Desde 2016 viven y viajan en una furgoneta camper: “Quisimos vivir esta experiencia por un año pero ya vamos por el cuarto y seguimos encantados con todas las posibilidades que nos ofrece”, asegura Segura por teléfono a Verne. La primera vez de Segura, que nació en Murcia, y de Trevignani, que vino desde Argentina, fue en Australia, pero desde entonces han viajado en autocaravana por toda Europa, llevando su escenografía con ellos cuando están de gira teatral.

En junio las ventas de autocaravanas se incrementaron un 20 % en comparación con el mismo mes del año pasado, según datos de la Asociación Española de la Industria y Comercio del Caravaning (Aseicar). Hay más interés debido a la pandemia, como ya explicaba este reportaje de EL PAÍS, ya que en estos vehículos uno puede viajar y dormir relativamente aislado. Hemos pedido a usuarios habituales de las autocaravanas unos cuantos consejos para quienes se estrenen este año en esta forma de pasar las vacaciones.

1. Alquila antes para probar

“Antes de comprarse una furgoneta o autocaravana, es mejor probar la experiencia alquilando un vehículo de este tipo, ya que no siempre convence a todo el mundo”, explican a Verne los creadores del blog Viajando Nuestra Vida, Maeva Aguilera y Manel García, barceloneses de 34 años.

2. Aprende la diferencia entre estacionar, acampar y pernoctar

Segura y Trevignani recuerdan la importancia de conocer la diferencia entre pernoctar, estacionar y acampar. Estacionar un vehículo es aparcar en los lugares autorizados para ello. Se considera acampar desde el momento en que el vehículo aparcado sobrepasa las dimensiones que tendría en circulación, por ejemplo si abre un toldo, saca unas sillas… La pernocta es cuando se duerme dentro del vehículo, que puede estar estacionado o acampado. Hay que tener en cuenta que no se puede acampar en lugares donde solo se permite el estacionamiento.

Raquel Baragaño Acebal, de 35 años, coincide: “Eso les ahorrará decenas de multas por estacionar ilegalmente”. Esta organizadora de eventos y directora de hotelería está llevando a cabo este verano una iniciativa llamada «Yo viajo en caravana” para concienciar a las personas de los beneficios de esta forma de viajar: “¿Qué entendemos exactamente por turismo de calidad? Una camper llega, está un par de días y se va, dejando el entorno como estaba. El hotel se queda ahí para siempre”, dice esta asturiana a Verne.

3. Limpia lo que ensucies

Baragaño ha pasado 15 años viajando en furgonetas y autocaravanas, y recuerda la importancia de cuidar los lugares por donde los caravanistas acampan: “Los parajes naturales son los lugares por los que nos movemos habitualmente. Nos gusta la naturaleza más que las ciudades (que normalmente, ni pisamos). Nos preocupa su conservación. Queremos encontrar estos entornos limpios y sabemos que eso pasa por dejar en perfectas condiciones el último lugar donde hemos estado para los que vengan después. Es una ley no escrita que existe en este mundillo”.

4. Planifica bien el trayecto (y dónde vas a dormir)

En el viaje también se pueden presentar imprevistos, desde averías hasta meternos por caminos de difícil maniobra. “A veces encontramos un sitio para pernoctar en el mapa y al llegar no nos da buena espina y tenemos que buscar otro a las tantas de la noche”, afirma García, que añade que la pandemia ha hecho que algunas áreas de pernocta hayan reducido las plazas para guardar las distancias. Esto significa que pueden aparcar menos furgonetas y autocaravanas que antes.

5. Ten en cuenta la normativa de cada país

Para Aguilera y García es muy importante que cada vez que se va a realizar un viaje nos informemos de las leyes de cada país sobre caravanas, ya que suele variar. “Dependiendo de los países que vayas a visitar puedes necesitar el permiso de circulación internacional o adhesivos para circular por autopistas, entre otros distintivos”, explica García. Además, si viajamos con mascotas hay que recordar que debemos tener a mano su pasaporte y cartilla de vacunación, para no tener problemas en la frontera.

6. Apóyate en la comunidad

Rocío Calvo Muñoz y Eduardo Parrado Puente están detrás del blog con consejos y vídeos para viajeros Sin Código Postal. Ellos recomiendan recurrir a la comunidad furgonetera y autocaravanista, presente en foros, webs y páginas. “Enseguida te darás cuenta de que la mayoría de los viajeros itinerantes siempre estamos dispuestos a ayudarnos entre nosotros”. Además de eso, hay diferentes aplicaciones en las que se pueden buscar lugares de pernocta (gratuitos o de pago) allá donde se viaje.

Para los aficionados a las caravanas, a pesar de los inconvenientes que se puedan presentar, esta forma de viajar es mucho mejor que un hotel. Todos coinciden en que la caravana, aparte de ser su casa, les ha dado la oportunidad de dormir en lugares de ensueño. “Se dice que los furgoneteros dormimos en hoteles de mil estrellas y comemos en restaurantes cuatro ruedas Michelín”, resume Segura.

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!