Con la camiseta de candidato

Despu√©s de escuchar ayer a Alfonso Fern√°ndez Ma√Īueco ante su Comit√© Ejecutivo, ¬Ņalguien puede dudar todav√≠a de que no va a ser el candidato del PP a las auton√≥micas? El presidente regional tir√≥ ayer de programa electoral para dejar claro que ya lo es y que no tiene que estar esperando a la proclamaci√≥n oficial de G√©nova. Ser√≠a, por otra parte, perder un tiempo muy valioso, ya que Pablo Casado s√≥lo tiene ojos a corto plazo para las elecciones andaluzas y, mientras no despeje candidatos en otros territorios m√°s complicados, no va a anunciar nada en Castilla y Le√≥n, donde por otra parte ya le ratific√≥ de manera informal en un caluroso d√≠a de septiembre.

Hace bien Ma√Īueco en dejarse de oficialismos y empezar ya a trabajar y a plantear propuestas concretas que afectan a la gente, como las que anunci√≥ ayer. A√ļn quedan, no obstante, temas capitales para el desarrollo de Castilla y Le√≥n en los que el ¬ęnuevo¬Ľ PP tiene que mojarse: el gran problema de la despoblaci√≥n y el envejecimiento, la cuestionada pol√≠tica sanitaria, la progresiva desindustrializaci√≥n, la ordenaci√≥n territorial, el futuro del campo, el fin de la miner√≠a…

Muy distinta es la situaci√≥n que el PP sufre en algunas capitales por la parsimonia de G√©nova. Los estrategas del partido en Madrid deber√≠an ser conscientes de que los futuros designados se van a ver obligados a darse a conocer, exponer su programa y convencer a un electorado muy dividido entre partidos de centro-derecha en tan solo unos pocos meses. Y si no lo est√°n viendo, se equivocan. La campa√Īa electoral comenz√≥ este verano tras la moci√≥n de censura que llev√≥ al PSOE a presidir el Gobierno de la noche a la ma√Īana, por lo que el PP ha perdido ya mucho tiempo enredado en otros temas. En cambio, otros partidos que aspiran a desbancar al PP en Castilla y Le√≥n van ganando terreno y desgranando, un d√≠a s√≠ y otro tambi√©n, sus mensajes a los electores y ya con cabezas de lista, como es el caso del PSOE.

Los populares tienen que despertar del sue√Īo en el que est√°n sumidos. No pueden cifrarlo todo al supuesto √©xito de una campa√Īa que va a ser tan corta como intensa. Casos como el de Valladolid, donde nadie ha hablado a√ļn con Pilar del Olmo, sabiendo c√≥mo se sabe que podr√≠a decir que s√≠ a la candidatura, es para echarse a temblar. Cualquier otro amarrar√≠a esta posibilidad antes de que le falten las ganas o el tiempo para preparar su candidatura. Igual sucede en ciudades donde gobierna la izquierda como Segovia, Soria y Zamora, donde a√ļn se est√° deshojando margaritas. El tiempo nunca parece correr igual para todos.

José Luis Martín

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *