Cómo reprogramar tu vida y convertirte en influencer gastronómico

“¿Qué es un influencer?”, dices mientras clavas en mi corazón vacío el ventrículo rojo de tu like. Pues un personaje virtual que provoca envidia. Un ser de luz al que puedes modularle el brillo. Un arquetipo dionisíaco al que, con solo verlo o verla zanganeando en la pantalla, te entran unas ganas arrebatadoras de imitar, de apropiarte de su encanto y de su outfit y de sus nalgas y de su agenda y de sus amigos y amigas, siempre regocijados de existir. Un influencer es un sueño de ocio, a ser posible con los dientes blanqueados y un fondo turquesa. Si encima es gastronómico, se convierte en un sibarita de fantasía que salta de fiesta en fiesta y de cama en cama como aquel dandy del extrarradio que inmortalizaron Sidonie.

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!