Como marineros en Montenegro

Con una superficie de poco más de 13.800 kilómetros cuadrados y unos 630.000 habitantes, Montenegro es el país más pequeño de los Balcanes y una de las naciones más jóvenes (nació en 2006). Su singular emplazamiento entre dos mundos —en los límites de Oriente y Occidente— y su agitada historia han hecho que, a lo largo de los siglos, hayan sido infinidad los pueblos que han dejado huella en su suelo: ilisios, griegos, romanos, bizantinos, venecianos, turcos, eslavos… Tanta variada presencia cultural, unida a su incesante actividad comercial y a su diversidad religiosa —el 75% del país es ortodoxo, el 20% musulmán, el 5% cristiano—, ha configurado un rico patrimonio artístico cultural, repleto de villas y acueductos romanos, mezquitas y baños turcos, templos cristianos medievales, monasterios ortodoxos, fortalezas costeras, ciudades venecianas… Además, en su limitado territorio tiene unos excepcionales atractivos naturales; de elevadas cordilleras prácticamente al borde del mar, que permiten bañarse en la playa por la mañana y esquiar por la tarde, a uno de los cañones más largos del mundo (Tara), pasando por el fiordo más meridional de Europa, en Kotor.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!