Clemente Álvarez: “La pandemia ya nos la habían advertido, esperemos que con el cambio climático no pase lo mismo” | Blog EL PAÍS que hacemos

El periodista Clemente Álvarez, responsable de la sección de Clima y Medio Ambiente de EL PAÍS que se lanzó el pasado octubre, ha detallado los objetivos de esta nueva etapa a un grupo de suscriptores del diario. El encuentro, exclusivo y virtual, se enmarca dentro del programa de actividades de EL PAÍS+. Consciente del peso del diario como referente en España y también en el mundo occidental, entre sus propósitos está el de “buscar una forma más cercana» de informar sobre cuestiones tan complejas y globales como la pérdida de biodiversidad o el calentamiento del planeta.

La información sobre el clima y el medio ambiente ha ido evolucionando en los medios a lo largo del tiempo. “Pasó de ser algo que a muy poca gente le importaba a tener toda una sección especializada en el tema”, describió Álvarez, que ha dedicado toda su carrera a esta especialidad. El periodista señala como un gran punto de inflexión el desarrollo, a finales de los años noventa y comienzos de los dos mil, del Protocolo de Kioto contra el calentamiento del planeta, cuando pudo ver cómo los artículos sobre esta temática empezaban a saltar de las páginas de Sociedad a las de Economía. “Cuando las empresas se dieron cuenta que el cambio climático puede afectar a sus resultados, los diarios económicos empezaron a hablar de estos problemas”, aseveró ante los suscriptores, que pudieron hacerle preguntas al respecto. El aumento de la temperatura, las emisiones de gases de efecto invernadero, la deforestación y otras cuestiones ambientales comenzaron a tocar y trastocar el bolsillo de grandes productores y eso le otorgo a estas problemáticas una nueva dimensión.

Desde entonces, el periodista considera que cada vez ha quedado más claro que esta no es solo una cuestión ambiental, sino que afecta a muchos otros ámbitos de la sociedad y la vida. En lo que respecta a los compromisos internacionales, Álvarez explicó la importancia que tiene que todos los países cumplan con su parte de responsabilidad porque “no vale que solo los españoles lo hagan todo muy bien, se necesita que todos los países lo hagan”. Álvarez defendió que «el cambio climático es un problema de justicia social” que debe ser gestionado como tal para que ningún sector poblacional quede olvidado.

El experto también recordó que se lleva años alertando del deterioro del medio ambiente y de las consecuencias que se avecinan si no se toman medidas contra el calentamiento global o la contaminación: “Ahora que estamos con esta crisis del coronavirus tenemos a muchos epidemiólogos diciéndonos que nos lo habían advertido y no les hicimos caso. Pues lo mismo pasa con los científicos que nos advierten del cambio climático, nos están avisando”. Álvarez espera que lo que estamos viviendo con la pandemia del coronavirus sirva de aprendizaje, aunque, como demuestra la historia, la sociedad “tiene mala memoria y olvida pronto”.

Enfatizó el papel ciudadano a la hora de abordar esta problemática, pues los políticos tienden a tomar decisiones a corto plazo. Como recalcó, tal y como han demostrado algunas asambleas ciudadanas realizadas a este respecto, los individuos que cuentan con información científica, sin necesidad de ser grandes conocedores del tema, son capaces de alcanzar acuerdos más eficientes entre ellos. Así, recordó que el Gobierno de España se comprometió a poner en marcha una asamblea ciudadana del clima, como ya han hecho en Francia o Reino Unido, que todavía no se ha iniciado debido a la pandemia de la covid-19.

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!