Ciudadanos se desvincula del pacto PP-Vox aunque acepta una consejería de Familia en Andalucía

La consejería de Familia exigida por Vox para apoyar la investidura del popular Juanma Moreno «no es un obstáculo» para Ciudadanos. De hecho, según su secretario general, José Manuel Villegas, en las negociaciones con el PP para el gobierno de coalición que encabezarán ambas formaciones en Andalucía ya se había acordado de forma previa que uno de los departamentos del nuevo ejecutivo incluyese el término «familia» en su nombre.

A la espera de que se conozca dónde quedan englobadas las políticas familiares —según fuentes cercanas a la negociación podría ser en una futura Consejería de Sanidad, Infancia y Familia o en una de Políticas Sociales y Familia—, lo que sí está claro es que cobrarán protagonismo en el nuevo gobierno. No obstante, Ciudadanos sigue desvinculándose todo lo que puede del acuerdo alcanzado entre Vox y el PP y avisa de que la protección de la familia incluye «los distintos tipos de familias, esas familias diversas que hay en el siglo XXI en España»; algo que choca con la idea más tradicional que maneja el partido de Santiago Abascal.

En este sentido, Villegas ha insistido en una rueda de prensa en el Congreso de los Diputados en que el único programa de gobierno existente para su formación es el de las «noventa medidas naranjas» pactadas con el PP. La prioridad para la formación naranja es sacar a Susana Díaz y al PSOE, después de 36 años de socialismo, de la Junta de Andalucía e impulsar reformas regeneradoras que impulsen y modernicen la economía, a la par que se da «una revolución educativa».

«No nos sentimos vinculados por ninguna de las medidas que no ha firmado Cs», ha afirmado el diputado naranja, quien ha incidido en que «el papel» firmado por PP y Vox únicamente afecta a esos dos grupos parlamentarios en el Parlamento andaluz, pero que de ninguna manera atañe a Cs o al Gobierno de coalición que presidirá Juanma Moreno con Juan Marían como vicepresidente.

Villegas, cuyo partido quiere concurrir con los liberales europeos a las elecciones de mayo, ha querido dejar claro que Vox no es «socio» de Cs ni del futuro gobierno andaluz, y que nada tiene que ver su formación con quienes «se dedican a hacer ruido, insultar o hacer de agoreros para salir en los medios».

Loading...

A pesar de que ha reconocido que el PP y Ciudadanos solos, con 47 diputados de los 109 de la Cámara autonómica en Andalucía, no podrán aprobar presupuestos regionales ni otras leyes, ha remitido a la negociación parlamentaria para alcanzar acuerdos con «las demás formaciones políticas», es decir, Vox, pero también el PSOE y Adelante Andalucía. «Creemos que lo que tenemos que intentar es sumar. No vamos a estar en el enfrentamiento, en el insulto y en tratar de dividir a los españoles», ha concluido.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *