Ciudadanos, embestido por todos los flancos

Ciudadanos, con Bildu y ERC. Con este eslogan se hace casi imposible que el partido que dirige Inés Arrimadas pueda seguir adelante con su meditada decisión de tratar de ser un actor relevante en la elaboración y aprobación de los Presupuestos Generales del Estado para 2021. Nadie les echa un cable, ni una palabra de comprensión y apoyo. El PP y Vox se frotan las manos ante el acercamiento negociador del partido liberal al Gobierno. Los primeros les expulsarán del espectro moderado para arrojarlos al infierno del Gobierno Frankenstein, como aireó ayer el líder popular, Pablo Casado, en el primer debate para defender las enmiendas a la totalidad contrarias a los Presupuestos. Si este pudiera, animaría a los diez diputados del grupo de Ciudadanos para que dieran el salto definitivo al círculo de los grupos que apoyan al Gobierno. No es baladí aligerar el espacio de la derecha; en ello le va la vida política al nuevo Partido Popular que rompió sus amarras con Vox el 22 de octubre en la moción de censura del partido ultra contra el presidente Pedro Sánchez.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!