Cinco razones para la esperanza | Blog 3500 Millones

Pensarán ustedes que se me ha ido la ido la mano con el anisete, pero no puedo evitar mirar alrededor y sentirme optimista en medio del Armagedón. A pesar de lo mucho que hubiésemos preferido no ver y escuchar durante este último año, creo sinceramente que todo este dolor nos ha hecho mejores. Tenemos buenas razones para estar, si no contentos, al menos muy orgullosos del modo en que hemos encarado la pandemia y el tiempo que vendrá después de ella.

En el mejor espíritu flower-power, permítanme compartir algunas de estas razones.

No pretendo quitar ni un ápice de importancia al dolor de la pérdida humana y económica de tantas familias. Pero sí al vocerío enervante en el que se ha convertido nuestro debate público. Por encima del ruido, hay razones para la esperanza. Me aferro a ella y les deseo muy felices fiestas en nombre del equipo de 3.500 Millones, que componemos Patricia Páez y yo.

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!