Cinco mundiales malos, la seguidilla que el sub 20 intentará cortar desde hoy

La foto oficial: el seleccionado sub 20 que en Polonia 2019 intentará interrumpir una serie de cinco mundiales negativos para la Argentina. Crédito: AFA

La clasificación era un desafío y la Argentina lo cumplió con suficiencia, como subcampeón del campeonato Sudamericano en Chile, después de un inicio de recorrido con zozobras. El nuevo reto de la selección Sub 20 ahora está en Polonia, sede del Mundial, y será frenar un ciclo de flojos resultados que se cosecharon en las últimas Copas del Mundo. Llegar a la cima demanda trepar siete peldaños, una experiencia que alguna vez resultó una costumbre y que desde 2009 se convirtió en una misión imposible. En el estadio municipal de Tychy, una de las seis ciudades que recorrerá la cita que empezó el reciente jueves y tendrá el episodio final el sábado 15 de junio, en Lodz, los juveniles se medirán con Sudáfrica, desde las 15.30, en la jornada que completará el Grupo F, que componen una potencia como Portugal y Corea del Sur.

La historia de la Argentina en los mundiales Sub 20 tuvo capítulos mágicos. Imposible no recordar las mañanas de Japón 1979, cuando Diego Maradona deslumbró a los cinco continentes junto a Ramón Díaz y el equipo se ciñó por primera vez la corona en su primera participación, ya que no estuvo en Túnez, dos años antes. En ocho minutos, Hugo Alves, Maradona y Díaz frustraron a la Unión Soviética, campeón defensor, que se había adelantado en el resultado. Con el cambio de timón en la selección, tras la salida de César Menotti y el arribo de Carlos Bilardo, México 1983 tuvo a la Argentina en la final, aunque Brasil se impuso 1-0 en el estadio Azteca, donde tres años después la selección mayor celebraría su segunda corona.

Ahora, la Argentina emparejó la peor racha: cinco mundiales sin ser protagonista, sin completar esa ilusión de los siete escalones. Dos ausencias: Egipto 2009 y Turquía 2013 -con el agravante de no superar la etapa de grupos de un Sudamericano que se jugó con sedes en Mendoza y San Juan-; dos retornos apresurados, en primera rueda, en Nueva Zelanda 2015 y Corea del Sur 2017, mientras que Colombia 2011 asoma como el mejor rendimiento: Portugal le puso punto final a la excursión en definición por penales en los cuartos de final.

Loading...

¿Una extrañeza? Los malos resultados no impidieron que futbolistas de esas camadas se destaquen en Europa y sean parte de la selección mayor: Tagliafico, Pezzella, Lamela, Roberto Pereyra, Mammana, Driussi, Ángel Correa, Gio Simeone, Musso, Lanzini, Lautaro Martínez, Foyth, Ascacíbar, Lisandro Martínez, Montiel, Exequiel Palacios.

A aquel subcampeonato en México 83 le siguieron las ausencias en URSS 1985 y Chile 1987, la eliminación en 4os de final a manos de Brasil en Arabia Saudita 1989 -plantel que integró el actual entrenador Fernando Batista, junto con Simeone, Mohamed, Gamboa-; el escándalo en Portugal 1991: eliminación en etapa de grupos, las expulsiones de Claudio Paris, Maximiliano Pellegrino y Juan Esnaider en la caída con los lusos y un mal comportamiento derivó en una sanción de la FIFA, que impidió participar en Australia 1993.

El reordenamiento, con la asunción de José Pekerman, generó la oxigenación. Se rescataron los valores y se acumularon los premios: cinco títulos en siete participaciones, con el agregado de que aquellos que brillaron en las selecciones juveniles nutrieron más tarde a la mayor. De Qatar 1995 a Malasia 1997, pasando por Argentina 2001, con la firma de Pekerman; en Holanda 2005, los hinchas conocieron a Messi. El círculo se cerró en Canadá 2007, bajo la tutela de Hugo Tocalli, mano derecha de Pekerman, con Agüero, Di María, Romero, Banega, Mercado, Papu Gómez como intérpretes de la sexta corona.

El Bocha Batista fue dirigido por Pekerman desde sexta a cuarta división y fue José quien lo promovió a dar el salto a primera. Con su exentrenador, Batista mantiene charlas, aunque por cercanía y disponibilidad es con Tocalli con quien se junta a tomar café y a repasar aquellos días dorados. Conversaciones en las que Batista se impregna de las experiencias, pregunta y escucha, para después decidir. “Siempre digo que la FIFA nos da tres partidos y nosotros tenemos que buscar jugar los cuatro restantes. Quiero que seamos un equipo competitivo, con buen juego y que mantenga la filosofía de las selecciones juveniles”, resaltó el Bocha, durante la última conferencia de prensa, a la que asistió con el capitán Nehuén Pérez. El zaguero es una pieza indispensable; desde hace cuatro meses se entrena en Atlético de Madrid; al igual que Santiago Sosa, Cristian Ferreira y Julián Álvarez, de River; Ezequiel Barco trae la estrella de un título en la MLS, con Atlanta United.

En Polonia, la Argentina inicia la persecución de dos objetivos: cumplir con los siete partidos y recobrar un estilo.

Las formaciones

Argentina (4-2-3-1): Manuel Roffo; Marcelo Weingandt, Nehuen Pérez, Facundo Medina y Francisco Ortega; Fausto Vera y Santiago Sosa; Pedro De la Vega, Cristian Ferreira y Ezequiel Barco; Julián Álvarez.

Entrenador: Fernando Batista

Sudáfrica (4-4-2): Walter Kubekah; Fezile Gcaba, Njabulo Blom, Malebogo Modise y Givemore Khupe; Kobamelo Kodisang, James Monyane, Promise Mkhuma y Siphesihle Mkhize; Leo Thethani y Luvuyo Phewa.

Entrenador: Thabo Senong

Árbitro: I. Kruzliak (Eslovaquia).

Estadio: Tychy.

Arriba Uruguay

En el debut, Uruguay derrotó a Noruega por 3 a 1, en un partido del Grupo C, que se jugó en el estadio Widzew Lodz. Los goles de la Celeste fueron anotados por Darwin Núñez, Francisco Ginella y Bryan Rodríguez. Por la misma zona, Nueva Zelanda goleó a Honduras por 5 a 0. Además: Ucrania 2 vs. EE.UU. 1 y Nigeria 4 vs. Qatar 0.

Lee más: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *