Científicos y espías

La tensión entre China y Estados Unidos le está haciendo daño a la ciencia. Algunos investigadores internacionales creen que al Departamento de Justicia norteamericano, en su legítima preocupación sobre la vigilancia y el robo de propiedad intelectual por parte de Pekín, se le está yendo la mano. El último ejemplo es la detención de Gang Chen, profesor de nanotecnología en el Instituto de Tecnología de Massachusetts. Hace dos meses fue arrestado por ocultar sus vínculos con el Gobierno chino al pedir financiación federal. Poco después le dejaron en libertad bajo fianza, pero la noticia sobrecogió al campus. Más de 200 compañeros, algunos premios Nobel, firmaron una carta abierta al presidente del MIT mostrando su respeto y solidaridad hacia Gang Chen, y destacando sus aportaciones no solo a Estados Unidos, sino al conocimiento mundial.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!