Chiringuitos y terrazas: ¿paraísos al aire libre o timos para turistas?

Un oasis gastronómico entre la arena ardiente o un cuchitril con la fritura a precio de Tesla Cybertruck. El mejor lugar para tomar cañas con amigos o una excusa para sacarle los cuartos a turistas ávidos de escuchar “aquí esto es lo más típico”. Los chiringuitos y las terrazas son queridos por algunos y odiados con toda su alma por otros. El modelo de negocio de ambos, fundamentado en poder tomarse algo al aire libre, genera tanta pasión como polémica. Porque algo está claro: no todos aprecian la sensación de libertad de una cerveza fría mientras sopla el viento, y los hay que solo la disfrutan cuando están cara al sol (aunque en ocasiones coincidan).

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!