Chilaquiles mexicanos | Recetas El Comidista EL PAÍS

La segunda vez que visité México iba a una boda, y al otro lado del charco es muy popular que estas celebraciones se alarguen más de una jornada. Antes del día oficial, y tras una larga noche con mariachis incluidos, cuando bajé a desayunar me encontré con enormes platos llenos de chilaquiles y jarras de michelada encima de las mesas. Lo mejor para la ‘cruda’, que es como llaman allí a nuestras resacas.

Pero los chilaquiles no son sólo un buen remedio para combatir las noches de desenfreno, y desde ese momento se convirtieron en uno de mis desayunos o almuerzos favoritos (yo era pequeña y no llevaba los infinitos chupitos de tequila que los mayores se habían apretado, así que me supieron aún mejor).

Totopos caseros recién fritos, salsa verde o roja a partir de chiles y tomates, crema, queso, cilantro y posteriormente a elegir pollo o huevo, quizás también un poco de aguacate. ¿Cómo no va a estar rico? De mi reciente viaje por allí sin duda os recomiendo los que hacen en Lalo!, una cafetería en la Colonia Roma Norte que sirve unos fantásticos desayunos, detrás de la cual está el chef Lalo García.

Pero si los queréis hacer en casa es importante que toméis buena nota de la importancia de los totopos caseros y también de elaborar una profunda salsa, sea roja o verde a vuestro antojo; la primera con tomates, chile guajillo y chile de árbol y la segunda con tomates verdes -miltomate o tomatillo- y chile serrano.

Si buscáis chiles frescos en España os recomiendo que echéis un vistazo a Tu Gitana, están plantando muchos producto que siempre había sido difícil encontrar por aquí, y venden online. Para los que no lo sepan, los totopos son el resultado de freír las tortillas de maíz en aceite, con cuidado para que no se quemen. Podéis hacerlo con tortillas de trigo si os gustan más pero perderéis ese sabor característico del maíz (y serán mucho menos auténticos).

Dificultad

La de freír las tortillas.

Ingredientes

Para 4 personas

Para los totopos

Para la salsa

Además

Preparación

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!