Celta: Unzué ya manda sin Luis Enrique | Deportes

“No tengáis ningún miedo”, calma Juan Carlos Unzué. Hace tres años se fue del Celta con Luis Enrique y los auxiliares que ahora regresan con él. Tenían un año más firmado para permanecer en Vigo, pero atendieron a la llamada del Barcelona. Resulta evidente, a la vista de su regreso, que todos quedaron como amigos y Unzué quiere dejar claro ahora que vuelve al Celta para quedarse un largo tiempo, aunque deje alguna puerta entreabierta para él o para sus colaboradores. ¿Qué sucedería si Luis Enrique decide volver a entrenar? “Lo que pase entonces con su cuerpo técnico es futuro”, despejó el entrenador navarro, un antiguo guardameta, durante su presentación como máximo responsable del Celta.

Porque Unzué se ve como primer entrenador en un camino para el que siente que ha madurado. “He sido jugador, entrenador de porteros, segundo entrenador y primero. Cuando inicio un rol tengo sensación de novato, pero me veo más preparado. Siempre he pensado en acumular experiencias para dar el paso a primer entrenador”. Así se sintió durante su colaboración de cuatro años con Luis Enrique, uno en el Celta y los tres últimos en el Barcelona. “Él siempre me trató como un primer entrenador y la convivencia fue magnífica. Ya dijo él que es imposible que nos enfademos y yo le doy la razón porque si llegase a hacerlo algún día sería muy estúpido por mi parte. Nada en la vida hay tan importante como para que se pierda una amistad como la que tenemos”.

A partir de la próxima temporada Luis Enrique estará sentado en su abono en la grada del Camp Nou y Unzué en el banquillo del Celta, con el equipo técnico que trabajaba con ellos en el Barcelona. Han firmado dos años de contrato con cláusulas liberatorias que pueden ejercer tanto ellos como el club. “Tienen claro hacia donde ir y hay un continuismo en el que estamos cómodos, con conceptos ya instaurados en muchos futbolistas y una gran herencia de Berizzo, que hizo un trabajo fantástico”, pondera Unzué, que identifica en el Celta los valores futbolísticos que él aprendió en su día de Johan Cruyff. “Esa es la base de una idea que lleva 25 años generando resultados en el Barcelona”. Unzué valora que en Vigo se puso en marcha hace unos años una revolución similar, con unos matices económicos lógicos, que cada vez entiende que lastran menos la evolución del equipo. “Tenemos que aprovechar este momento para crecer”.

Este Celta primaveral no se pone objetivos, tampoco límites, trabaja en la incorporación de tres o cuatro futbolistas que retoquen un plantel que ya no tendrá que competir en tres frentes como la campaña anterior. Busca peloteros para la medular que le garanticen aún más capacidad para manejar al pelota y anhela el regreso de Nolito, que se disparó hacia su mejor versión futbolística en la anterior etapa de Unzué en Balaídos. “Estamos trabajando en ello”, responde el navarro cuando se le pregunta por el futbolista del Manchester City. Su presidente Carlos Mouriño declinó ejercer de presentador en su regreso. “No tengo que hacerlo. Les conocemos y nos hicieron felices”, apuntó sobre el nuevo equipo técnico. A Unzué se le ve feliz, con la confianza de pisar terreno conocido. “Soy un privilegiado, siempre he tomado las decisiones que realmente me apetecía hacer, incluso cuando me fui a Soria y renuncié al mejor contrato que tuve en un equipo que lo ganaba todo”. Y para explicar su dicha recurre a Berizzo: “Dijo un día aquella frase sobre el soñador y el sueño que se encuentran y me siento identificada con ella. Muchos sueños en mi vida se han dado”.

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!