Celebraron su boda en 2013 y seis años después se enteran de que continúan solteros por un error

ABC

Miryam Fernández y su marido se casaron el 3 de agosto de 2013 en la iglesia de Rollán, un pueblo salmantino de unos 400 habitantes. La pareja guarda con cariño el vídeo y el álbum con los mejores recuerdos de su boda, a la que acudieron 85 familiares y amigos. Ahora, seis años después de la gran fiesta, se enteran de que por un error administrativo continúan solteros. «Parece una inocentada, es surrealista», relató Myriam a la entrada de los Juzgados de la Salamanca en declaraciones recogidas por La Gaceta.

La pareja, que tiene dos hijos de 5 años y 11 meses, se enteró de su verdadero estado civil por una carta certificada que recibieron de Justicia en la que el Registro Civil de Salamanca les citaba a comparecer este martes. Lo debían hacer «acompañados de dos testigos que presenciaran la celebración del matrimonio».

El error se produjo tras la ceremonía, bendecida por la Iglesia como demuestra la certificación eclesiástica. El secretario del Ayuntamiento de Rollán por aquel entonces, ya fallecido, por motivos desconocidos no inscribió a la pareja en el Registro de la localidad salmantina. Nadie se enteró de este error. Además, dos días después del enlace, Myriam y su esposo recibieron el habitual libro de familia, en el que sí aparece inscrito su matrimonio.

«Lo primero que haces es pedir explicaciones, que nadie te da porque la actual secretaria del ayuntamiento de Rollán no sabe qué pasó y no sabe qué tiene que hacer. Lo que sí nos confirmó es que en el tomo 18 página 40 no aparecemos nosotros, sino otra pareja que se casó años después», cuenta Miryam a La Gaceta.

«Yo no voy a estar molestando a nadie ahora, seis años después, para que vengan de testigos cuando ha sido un error de ellos», protesta Miryam, que este martes salió de nuevo «soltera» de los juzgados al no haber declaraciones testificales. «Me han hecho firmar un documento de que estábamos allí y que me negaba a llevar testigos. Y yo he firmado otro explicando que he llevado documentos probatorios de mi boda. Ahora toca esperar», lamenta.

Loading...

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!