Catalina de Cambridge brilla en Pakistán con sus «looks» inspirados en el país

Los Duques de Cambridge ponían esta semana rumbo a Pakistán en uno de sus «tours» oficiales más especial. Y es que a pesar de que la agenda de Guillermo y Catalina de Cambridge se está caracterizando por un gran secretismo, desde su llegada a Islamabad el matrimonio ha dejado imágenes para el recuerdo, pues se trata de la primera visita de un miembro de los Windsor al país desde hace trece años. Catalina y Guillermo llegaban al país el lunes por la noche después de un vuelo de ocho horas que aterrizó en la base aérea militar de Islamabad. A su llegada, la duquesa acaparó todas las miradas con el primer «look» del viaje, compuesto por vestido con pantalón debajo en color azul celeste y efecto degradado que se convertía en blanco a la altura de los hombros. Se trata de un guiño a la desaparecida Diana de Gales, que adoraba el país, y que lució uno muy parecido en una de sus visitas. El martes, la primera cita de los Duques de Cambridge se desarrolló en el Islamabad Model College for Girls, donde estuvieron charlando con las alumnas, de diferentes edades. Allí, la mujer del Príncipe Guillermo volvió a deslumbrar con un estilismo inspirado también en la vestimenta pakistaní, creado por la misma diseñadora del primer traje, Catherine Walker. Catalina lució un Kurta (prenda tradicional) combinado con unos pantalones de una diseñadora del país. Ese mismo día, para su almuerzo con el Primer Ministro, la duquesa optó por un estilismo en color verde más sofisticado, compuesto por un abrigo flúor de cuello elevado, cuerpo entallado y bajo evasé por encima de la rodilla, combinado con unos pantalones rectos blancos. Además, han llamado mucho la atención los complementos, ya que son asequibles para todos los bolsillos: pendientes de 6 euros de Zeen y fular con estampado geométrico de Satrangi, de 10 euros. Ambos son de origen pakistaní. Pero la «joya de la corona» -al menos hasta el momento- que guardaba Catalina de Cambridge en su maleta, es el «look» que lució en la recepción celebrada en el Monumento Nacional de Islamabad. Una noche mágica en la que si la duquesa brilló, Guillermo de Inglaterra sorprendió con un sofisticado y arriesgado traje compuesto por un kurta verde con estampado de pavo real, acorde con la moda del país. Catalina eligió un vestido en verde esmeralda de la firma de la diseñadora Jenny Packham.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!