Carteles publicitarios que hablan de nosotros | Madrid

Esta colección de anuncios de marcas comerciales ofrece un paseo nostálgico por la historia del siglo XX de nuestro país, aportando además una valoración social y cultural de la sociedad española de la época. “Con esta exposición queremos transmitir una visión de la vida cotidiana de aquella España que no aparece en los libros de historia, de aquella que reía, sufría y se emocionaba”, cuenta Velasco.

Para nuestra sociedad actual, acostumbrada a la publicidad moderna que inunda todo tipo de espacios, esta exposición puede que pase desapercibida; pero, como explica el propio Velasco, comisario de la muestra, existen muchas connotaciones positivas en estos carteles. El color es una de ellas. En una España donde el nivel de vida era muy bajo y con una enorme diferencia de clases estas imágenes en color tenían un gran impacto visual. “Caminar por calles grises e inundadas de pobreza y ver carteles absolutamente coloridos que anunciaban bicicletas, cognac, o detergentes era algo extraordinario”, añade Velasco.

Por otro lado, los índices de analfabetismo de la época eran demoledores por lo que los carteles debían de ser lo suficientemente llamativos y a la vez sencillos como para captar la atención de incluso aquellos que no sabían leer.

Con el paso de los años han ido adquiriendo importancia convirtiéndose en un artículo difícil y caro de adquirir. “Hace 25 años era muy fácil encontrar estos carteles en el Rastro de Madrid. Los mercaderes ambulantes los vendían muy baratos. Hoy muchos de ellos sólo pueden obtenerse en casas de subastas a precios desorbitados”, explica Velasco.

Volver a la España del siglo XX a través de estas imágenes icónicas es posible gracias a RED ITINER, una iniciativa del gobierno regional que pretende garantizar el acceso a una programación cultural de calidad. “RED ITINER nace para hacer frente a la concentración de oferta cultural de la capital y de otras grandes ciudades”, explica Antonio Sánchez Luengo, subdirector de Bellas Artes de la Comunidad de Madrid. La red se expande a través de 72 municipios, los cuáles han sido autorizados por el personal técnico de RED ITINER para la exhibición y conservación de las obras expuestas. Su papel ha cobrado un papel crucial en un momento donde los recortes presupuestarios de los pequeños municipios amenazan a la cultura. “Los técnicos municipales están entusiasmados con estas propuestas ya que, en muchos casos, es la única forma de garantizar arte de calidad en estas zonas”, comenta Sánchez Luengo.

La gran acogida entre la población madrileña ha permitido incrementar la programación anual de RED ITINER, la cuál busca atender las necesidades de un público diverso. Actualmente cuentan con diez muestras diferentes. “Ofrecemos un amplio abanico de exposiciones, desde fotografía, arte histórico, arte contemporáneo o incluso más antropológico como la de cartelería comercial del siglo XX”, añade Sánchez Luengo.

Tras su paso por Alcalá de Henares, la exposición continuará su tour por la Comunidad de Madrid. Su segunda parada es el Coliseo de la Cultura de Villaviciosa de Odón desde el 16 de febrero hasta el 8 de marzo.

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!