Carolina Marín, a la espera de su rodilla

Carolina Marín, que se recupera de una grave lesión que se produjo a finalea de enero, continúa su proceso mientras sigue firmando apoyos para volver con más fuerza que nunca a la élite y a las medallas. Hoy fue Movistar quien se une a su causa. Un acuerdo por el que la empresa de telefonía se convierte en patrocinador tecnológico. Sin desvelar demasiado, la unión manejará los datos de los entrenamientos para poder aportar esa pequeña diferencia entre ella y las rivales.

Por el momento, la diferencia está en ella misma, capaz de aguantar entrenamientos cada vez más exigentes con los que pone a prueba su rodilla con vistas a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Porque el Mundial que empieza el 19 de agosto en Basilea, y que Marín ha ganado en tres ocasiones, todavía está en duda: «Me encuentro más fuerte, con muy buenas sensaciones. Se me está pasando rápido este periodo porque la rodilla responde bien a la exigencia de los entrenamientos».

La decisión de ir o no ir dependerá de sus sensaciones, de los médicso incluso del cuadro que se sortee. Es complicado para Marín acudir a un torneo sin la convicción de que va a ganarlo. «Todavía no puedo decir si voy o no voy al Mundial. Decidiremos unos días antes. Nuestro objetivo son los Juegos Olímpicos de Tokio y por eso mismo no queremos tomar ningún riesgo en ir al Mundia. Si vamos, estaremos ahí dándolo todo y si no, pues comenzaremos en septiembre el circuito de los torneos», afirmó.

Mientras se recupera, Marín firmó un acuerdo con Movistar para afinar un puntito más sus entrenamientos y competiciones, pues la empresa de telefonía la ayudará con los datos que recibe su equipo sobre cada uno de sus movimientos y sensaciones en la pista. «No puedo desvelar mucho de lo que podemos hacer porque si no las rivales nos pueden copiar. Hace cuatro años decidimos poner los datos en el punto de decisiones para hacer uso más eficiente de los recursos. Y ayudamos a clientes para que puedan sacar más provecho de los datos que tienen. Y con sport analytic es llevar herramientas tecnológicas para los deportistas y aprender también de ellos. Carolina mide muchísimos los datos. Y trabajamos juntos en llevar esos datos para ir más allá, mejorando los entrenamientos y los partidos más ajustados y adecuados para competir. Y no puedo decir más porque cualquiera nos puede copiar y eso no lo queremos», explicó Chema Alonso, CEO de datos de Telefónica.

«Gracias a Movistar por querer contar conmigo y sobre todo en este momento tan difícil con la lesión estoy tan teniendo más apoyo que nunca. Y trabajaremos en qué datos podemos ajustar en los entrenamientos y partidos y serán importantísimos para mi equipo porque será ese uno por ciento de diferencia», expuso Marín. Para concluir, María José Rienda indicó que Carolina Marín llegó al CAR con 14 años y que ya lleva otros catorce en él: «Y este acuerdo dará todavía más datos para que siga muchos años más en el éxito y dando ejemplo porque desde que está ella hay muchísimos más jugadores de bádminton”.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!