Carmena gastará 1,6 millones solo en las pantallas informativas sobre los parking de Madrid Central

Una treintena de cámaras de seguridad ya cuelga de los semáforos de las principales calles de acceso al distrito de Centro. Los siguientes elementos que comenzarán a formar parte del paisaje del corazón de la capital serán las pantallas informativas que se instalarán en los próximos meses en las puertas de acceso a Madrid Central, el área de 472 hectáreas al que no podrán entrar los vehículos de quienes no sean residentes y que carezcan de las etiquetas ambientales de la Dirección General de Tráfico (DGT). Sólo en el montaje, mantenimiento y gestión de este sistema de paneles en los accesos de la «zona de bajas emisiones», el Ayuntamiento desembolsará 1.625.005,12 euros, según consta en el presupuesto de licitación del contrato, que todavía no ha sido adjudicado.

Estas pantallas se situarán en 17 puntos repartidos por todo el perímetro de Madrid Central. No se levantarán exactamente en la misma ubicación de las puertas de entrada, pero sí que estarán cerca de ellas, tal y como indica el pliego técnico, consultado por este diario. Los empresarios de los aparcamientos implicados, especialmente los que no pertenecen a multinacionales, se quejan de que tendrán que asumir el coste de la instalación del sistema de captación de matrículas. «Al menos 40 garajes del centro pertenecen a empresas familiares y un gasto así es inasumible para nosotros», lamenta a ABC Joaquín José Puldáin, gerente de un aparcamiento de 300 plazas en la zona de Conde Duque y miembro de Amega, la asociación de empresarios de garajes, que cuenta con 500 asociados.

«Sólo con abonados no llegamos a fin de mes. Cuarenta garajes somos empresas familiares», se quejan desde Amega

El 30 de noviembre, un amplio dispositivo de Policía Municipal y de agentes de Movilidad someterá a controles aleatorios a los conductores que quieran entrar al distrito. Una vez terminada la campaña de Navidad, el 8 de enero, comenzará un periodo de dos meses de prueba del sistema telemático, en el que estarán implicados los aparcamientos públicos de rotación y los garajes privados que también ofrecen plazas de aparcamiento por horas. Ellos tendrán que aportar información de los espacios de estacionamiento que tienen disponibles en tiempo real para poder aparecer en las pantallas informativas.

Los vehículos con etiqueta ambiental B (los de gasolina posteriores a 2000 o los diésel fabricados después del 2006) y los C (los de gasolina posteriores a enero de 2006 o diésel a partir de 2014), un total de 1,8 millones de coches podrán acceder a Madrid Central siempre que acudan a un aparcamiento. En cuanto accedan al área las cámaras identificarán su matrícula y cruzarán los datos con los del aparcamiento en el que finalmente hayan entrado. Durante este tiempo no le llegarán multas, sólo cartas informativas.

Únicamente los que informen de sus plazas en tiempo real saldrán en las señales. Creen que es competencia desleal

Los empresarios podrán optar por un sistema automatizado de captación de placas o por uno manual. En ambos casos, los datos deben enviarse diariamente, por vía telemática al Ayuntamiento, para garantizar que los usuarios no reciban sanciones. Por ello, desde el Ayuntamiento recomiendan a los aparcamientos que «utilicen un sistema de detección automática de matrículas, ya que, así, se eliminan los posibles errores de un sistema manual», explicaron a ABC fuentes del área de Medio Ambiente.

ABC
ABC

Sin embargo, los propietarios de los aparcamientos pequeños y medianos aseguran que no podrán asumir un desembolso tan elevado y que optarán por instalar el detector manual. «El Ayuntamiento nos pide que gastemos 60.000 euros de golpe y eso supone un esfuerzo económico muy grande», indica Puldáin, que tacha de «competencia desleal» que por este motivo no puedan aparecer en los paneles. «Si no salimos, no existimos. Y sólo con lo que ingresamos de los abonados no llegamos a fin de mes», subraya.

Con estos avisos, el Consistorio trata de evitar que se genere «un tráfico de agitación improductivo» por parte de los coches que entran a Madrid Central para buscar aparcamiento y no lo encuentran. Además, según el convenio, también se pretende que estos paneles «sean utilizables para mostrar otros mensajes como avisos sobre el tráfico en la zona».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *