Carla Vigo, sobrina de doña Letizia: “No me siento como ellos, soy una persona normal” | Gente y Famosos

Desde que en octubre de 2018 cumpliese la mayoría de edad, Carla Vigo, la sobrina de la reina Letizia, se convirtió en un misterio para todos. Durante este tiempo, los medios se han hecho eco de sus diferentes actividades a través de sus redes sociales, pero ahora la única hija de Érika Ortiz, la hermana de la Reina que se quitó la vida en 2007, ha concedido su primera entrevista. Ha sido este pasado fin de semana en el programa Viva la Vida de Telecinco, donde ha hablado de su madre, su relación con la familia real o sus intereses personales.

En la breve charla, Vigo, de 19 años, aseguró que vivió una infancia como «cualquier persona normal». «Mi infancia la recuerdo peculiar pero como cualquier persona normal. Con momentos buenos, malos, yendo al colegio, con mis amigos… Todo el mundo tiene momentos malos en su vida y el que diga que no es porque no se quiere dar cuenta de nada. Nadie es cien por cien feliz», admitió sin querer profundizar en detalles sobre esa etapa de su vida.

La sobrina de la reina Letizia se mostró muy emocionada al hablar de su madre. Aunque confesó que no guarda muchos recuerdos porque «era muy pequeña», aseguró que su padre, su abuela y el resto de la familia le han hablado mucho de ella: «Era muy trabajadora y luchadora. Creo que se sentiría muy orgullosa de mí». Érika Ortiz Rocasolano, la hermana pequeña de la reina Letizia, se quitó la vida en 2007, a los 31 años. Su cuerpo fue hallado en su domicilio del barrio de Valdebernardo de Madrid, que había sido el hogar de Letizia Ortiz hasta que contrajo matrimonio con el ahora rey Felipe VI. Allí vivía con Carla, que entonces tenía seis años.

Tras la muerte de su madre, Carla ha vivido muy alejada del foco mediático. Se mudó a Aranjuez con su padre, Antonio Vigo, ahora casado y padre de otros dos hijos, pero ha mantenido un trato cercano con su tía, la Reina y sus primas Leonor y Sofía, con quienes ha pasado algunas vacaciones y son frecuentes sus visitas al palacio de La Zarzuela. Preguntada sobre su relación con su tía Letizia, Carla Vigo admitió que no termina de asumir que sea la esposa de Felipe VI y, por tanto, reina de España. «No acabo de asumirlo, está tan metido en mí que no me siento como ellos. Creo que soy una persona normal». Es quizás la pérdida de su anonimato lo que más le ha costado aceptar, pues aseguró que la primera vez que vio su nombre en un medio de comunicación se sintió «como si me hubiesen desnudado». «Sentí que ya nada en mí era anónimo y, la verdad, no me siento muy cómoda», contó. Sin embargo, a la pregunta de si le hubiese gustado haber nacido en otra familia, Carla fue tajante: «Por las cosas malas sí, pero mi familia es mi familia y la quiero igual».

La prima de Leonor y Sofía de Borbón se definió a sí misma como una persona «soñadora, sincera y muy impulsiva que lucha por sus ideas». «En el futuro me veo sintiéndome realizada con lo que hago, bailo y actúo», dijo sobre sus grandes pasiones, las mismas disciplinas que practicaba su madre, pues Érika Ortiz bailaba y estudiaba Bellas Artes. Carla Vigo dijo que no sigue la política pero defiende muchas causas sociales. «Soy apolítica, pero sí es verdad que defiendo los derechos de la comunidad LGTBI+ y de la mujer. Se dice que quiero dar el pregón del Orgullo y es verdad», admitió.

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!