Carioca, la empresa que dibuja su futuro sin necesidad de depender de Amazon

No es casualidad que, tras 55 años en España, Carioca continúe siendo la marca que da color a los cuadernos de los niños. Más de medio siglo dejando volar la creatividad de los más pequeños sobre el papel, una pared, un cristal… cualquier lugar era bueno. Una marca que ha pintado la historia de nuestro país con esos rotuladores que hoy día mantienen prácticamente idéntico su diseño. Los cambios van por dentro, tanto a nivel de producto como en términos empresariales.

Carioca, italiana, tiene en España su principal mercado. Concretamente, supone en torno al 30% de su facturación global tras haber aumentado de los 7,4 millones de 2016 a los 8,4 millones de 2018. A escala mundial, el total fueron 26 millones. Es un territorio de «artistas».

Las perspectivas no pueden ser más halagüeñas para la compañía. Tras un periodo en «standby» con su posterior cambio de dueños, Carioca está en proceso de cambio. «Tenemos una gran previsión de crecimiento. Esperamos crecer al 10% los dos próximos años», dice Borja Milans del Bosch, CEO de la empresa para Iberia. Para lograrlo, se han adentrado en una reinvención de la compañía, aunque al directivo no le gusta utilizar ese término: prefiere llamarlo «refresh», para volver a «hacer notable a la marca».

Puede pensarse que el futuro de Carioca está en las redes e internet; quizás no se equivoque quien lo augure, aunque hoy día es una utopía. «El peso que tiene el comercio electrónico sobre nuestras ventas es menor de lo que querríamos. No llega al 1% en España. ¿Por qué? Porque el transporte es más caro que la caja de rotuladores. Pero estamos seguros de que el e-commerce será importante para nosotros en el futuro», asegura Milans del Bosch. Están en Amazon, pero esa no es su «guerra»… de momento.

Borja Milans del Bosch, CEO de Carioca Iberia, posa para ABC
Borja Milans del Bosch, CEO de Carioca Iberia, posa para ABC – GUILLERMO NAVARRO

Las papelerías y grande superficies son el foco de sus ventas. El cara a cara está en su ADN y, desde ahí, colocan su catálogo de 196 páginas, porque ya no venden solo rotuladores. Ahora están en otros segmentos del ramo: bolígrafos, pinturas, e incluso han creado una división específica para bebés para que puedan iniciarse cuanto antes. Llama la atención que su CEO defienda que «la tinta casi se puede comer», ya que es sin gluten y sin elementos tóxicos. Se preocupan de la salud, de lo que demandan esos padres preocupados por sus hijos. De hecho, han diseñado un capuchón para sus productos con aberturas en la parte superior para que en caso de que un niño se lo trague, el aire pueda seguir entrándole. «El reto es adaptarse a lo que quiere el cliente, no estancarse en lo mismo», sostiene el directivo. Lo que quieren es seguridad, variedad y fiabilidad.

Loading...

Entre los riesgos que afronta la compañía están las nuevas tecnologías, las cuales «no fomentan la creatividad de los niños», aunque no es su principal amenaza; sí lo es la natalidad. Mientras hace treinta años la media de hijos por mujer era de más de dos, ahora apenas llega al 1,25. Los nacimientos, además, han caído cerca de un 29% en diez años. Este drama es lo que verdaderamente aterra a Carioca.

Picos de ventas

Pese a la bajada de nacimientos y, por ende, reducción de matriculaciones en los colegios, hay momentos del año en que sus ventas continúan siendo notables. Es el caso de la vuelta al cole, aunque en su caso es algo más temprana que en las papelerías.

Los establecimientos hacen su agosto en septiembre, mientras que ellos hacen el suyo en julio o el propio agosto. Los primeros venden al cliente final, pero para que esos tengan el producto, antes Carioca ha de proporcionárselo uno o dos meses antes. Asimismo, Milans del Bosch también destaca que hay otros meses con fuertes picos de ventas: finales de diciembre y enero. Las fiestas navideñas llegan cargadas de color, y así lleva siendo desde hace 55 años en España. Una marca que ya es tradición en nuestro país por lo que representa, una enseña que ha sobrevivido a las peores crisis y que ahora vuelve a ver la luz tras unos años en la oscuridad del túnel.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!