«Calma y avanzando poco a poco»

Apenas cinco meses después de que sufriera un infarto de miocardio, Íker Casillas sigue quemando etapas en su recuperación y podría estar más cerca de volver. El portero del Oporto, que fue inscrito como uno más de la plantilla pese a que se llegó a rumorear sobre su posible retirada, ha compartido en sus redes sociales los resultados de una de las pruebas que siguen su evolución. Y tal y como ha contado, todo marcha bien.

«Todo va despacio pero tiene que ser así. Calma y avanzando poco a poco. Todas las barreras se tienen que superar. No hay obstáculo. Tú mente debe estar limpia. No quiero ser ejemplo de nada. Sigamos con esta pelea!», decía en un mensaje acompañado por una fotografía en que se veían algunos datos físicos: distancia recorrida (9258 metros), duración del entrenamiento (42 minutos) y ritmo cardíaco (130 latidos por minuto).

La intención de Casillas es volver a la competición tan pronto como le sea posible. A comienzos de la temporada se le asignó un puesto en el organigrama entre la directiva y la plantilla, pero nunca se ha descartado su reincoporación al equipo. De hecho, tal y como informan desde Portugal, en diciembre se realizará unas pruebas que podrían decidir si regresa o no a la portería, su gran anhelo.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!