Caída histórica del PIB

El PIB registró un crecimiento del 0,4% en el trimestre final del año, un magro avance que debe mucho al explosivo crecimiento del consumo público, sin el cual el resultado habría sido un -0,5%. De entre los componentes de la demanda privada, solo el consumo avanzó moderadamente, mientras que la inversión, tanto en construcción como en bienes de equipo, y las exportaciones, sufrieron una recaída.

Seguir leyendo

Empleo

La EPA registró un aumento del empleo del 1,3% en el último trimestre, lo que dejó la caída interanual en un 3,1%, equivalente a 622.000 personas. Con ello la tasa de paro se situó en el 16,1%. En el conjunto del año la tasa media fue del 15,5%, muy por debajo de lo que se esperaba cuando comenzó la crisis. No obstante, si consideramos a los trabajadores en situación de ERTE como desempleados, y a los que no han buscado empleo a consecuencia de las restricciones o por desánimo ante la situación actual como activos, la tasa media de desempleo habría sido del 22,5%, cifra que ofrece una imagen más certera del impacto de la crisis.

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!