Burla a la ley

Las dos páginas del sucinto auto que el juez Manuel García-Castellón hizo público el lunes asestan un severo golpe al Partido Popular. Una vez levantado el secreto de sumario de la Operación Kitchen, el escrito señala que hubo responsables de la Administración superior del Estado en la época en la que gobernaba Mariano Rajoy que presuntamente pusieron en marcha un “operativo parapolicial” con el objetivo de obtener información del extesorero de la fuerza conservadora, Luis Bárcenas, que pudiera comprometer a altos dirigentes del partido. El objetivo: que no llegara al juzgado de la Audiencia Nacional que investigaba entonces la caja b del PP.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!