Bronca entre Ayuso y Monasterio en la Asamblea a cuenta del aborto

MADRID Guardar

Dos preguntas sobre el aborto, desde los extremos del arco ideológico, reabrieron ayer por unos minutos en la Asamblea de Madrid el debate sobre la interrupción del embarazo. Isa Serra, desde Unidas Podemos, y Rocío Monasterio, desde Vox, intentaron cercar a la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, con cuestiones sobre el tema. La presidenta tiró de ironía en su respuesta a esta última: «Dios no me hizo perfecta, y por eso no soy de Vox».

Serra (Unidas Podemos) preguntó a la presidenta cómo se garantiza en la Comunidad de Madrid el acceso a la interrupción voluntaria del embarazo. Le afeó a Ayuso que aludiera en su campaña a los «concebidos no nacidos como miembros de la familia numerosa a la hora de solicitar ayudas». Por resucitar, hasta mencionó al ministro de Justicia Alberto Ruiz-Gallardón y su intento de modificación de la ley del aborto. «Ahora que al fin vamos a tener un gobierno feminista, daremos muchos pasos adelante», concluyó.

Arrepentidas

Ayuso no descompuso el gesto: defendió que «no le voy a decir a nadie cómo tiene que vivir» y recordó cómo muchas mujeres que abortan después se arrepienten. «No pienso perseguir a nadie por abortar, pero tampoco lo voy a fomentar», señaló, tal vez curándose en salud por lo que intuía que vendría a continuación, en la pregunta que le realizó la portavoz de Vox, Rocío Monasterio.

Esta también giraba sobre el aborto, pero en el sentido opuesto a la formulada por la formación morada: concretamente, la líder de Vox quería saber qué hacía el Gobierno de Madrid para disminuir las cifras de aborto.

«Sobramos»

«Tiene usted el trabajo más bonito del mundo, salvar vidas», le recordó a Díaz Ayuso, para exigirle luego medidas concretas para ayudar a las mujeres «víctimas de mafias, o adolescentes a las que en sus casas las presionan para que aborten». Citó los «19.000 condenados a muerte en 2018» en Madrid, y rogó que «no quede ni un euro de recursos de la Comunidad que no dediquemos a ayudar al débil. Si no, ¿a qué nos vamos a dedicar, a crear consejerías? Si no estamos en eso, sobramos todos los que estamos aquí».

Ayuso avisó: «Sin autonomías», gobernarían «los de enfrente; cómo íbamos a erradicar así el aborto»

En su turno de réplica, la presidenta regional dijo que «no tengo la potestad de estar en cada casa, en cada familia, para decirles cómo tienen que vivir, que es como entienden las cosas en Vox y Podemos». Cree Díaz Ayuso que «el aborto no es un derecho ni un delito; es un fracaso», porque el embarazo no deseado «se puede evitar».

Autobús

Criticó que mientras ella, «en la campaña lo que hice fue dar luz a los no nacidos, la izquierda me criticaba vilmente, y los de Vox lo hacían desde un autobús, de manera cobarde, en lugar de apoyarme».

Como colofón, avisó: «Sin estado de las autonomías, el Gobierno estaría en manos de los de enfrente; dígame cómo íbamos a erradicar así el aborto».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!