Boca todavía es un híbrido

Pavón salta sobre el arquero Rigamonti; Boca no pudo con Belgrano Fuente: LA NACION РCrédito: Diego Lima

Boca ven√≠a encontrando algunos resultados, pero su excursi√≥n por C√≥rdoba deja en claro que todav√≠a no se halla como equipo. Apenas se rasca un poco detr√°s del empate con Belgrano surge otro rendimiento futbol√≠stico intermitente, discontinuo, con escasa fluidez, m√°s atado a actuaciones individuales (las atajadas de Andrada, el pase prolijo de Marcone, el d√ļctil pie derecho de Z√°rate) que a un funcionamiento homog√©neo.

Boca sigue dando la impresi√≥n de que es un equipo que se est√° conociendo, tratando de clarificar a qu√© juega. Porque por ahora no lo define ning√ļn rasgo distintivo: ni controla el juego, ni se asocia con la pelota, ni se especializa en el contraataque. Por ahora es un h√≠brido, una plataforma insuficiente para lanzarse a los grandes objetivos. Lo √ļnico previsible es la jerarqu√≠a de algunas individualidades para sortear dificultades m√°s estructurales. Como el tiro libre en el travesa√Īo en tiempo de descuento de Pav√≥n, en lo que fue su √ļnica intervenci√≥n positiva en la noche.

Gustavo Alfaro tiene m√°s trabajo que el de definir si Tevez es su bandera dentro de la cancha o un m√°stil plantado junto al banco de los suplentes. Almendra estuvo lejos de mejorar lo hecho en encuentros anteriores por Reynoso. Entre Benedetto, √Ābila, Z√°rate y Tevez hay una rotaci√≥n que puede m√°s marear que clarificar. Ser√° importante que los jugadores interpreten esto como una b√ļsqueda y no una confusi√≥n del t√©cnico. Repartir minutos y alternar titularidades puede ser una forma de que todos se sientan incluidos, pero que quiz√° no conforme a nadie. Las variantes ofensivas no se hicieron notar por profundidad ni eficacia. El gol lleg√≥ de un cabezazo del zaguero central Lisandro L√≥pez al conectar un c√≥rner de Z√°rate. Demasiado poco en el balance para el cat√°logo de atacantes que dispone Boca.

Loading...

“Se nos escapa un partido que fue inc√≥modo. Falta ensamblar jugadores. El equipo tiene algunas cosas, le faltan otras, como compensar el medio campo y mejorar la generaci√≥n de juego. De a poquito vamos a ir encontrando una fisonom√≠a”, dijo Alfaro sobre un encuentro que Belgrano igual√≥ a diez minutos del final con un gol de L√©rtora.

La tranquilidad de Boca pasaba hasta anoche por los resultados. Eso le daba alivio, calmaba la ansiedad, ganaba tiempo y hasta le permitía una ilusión en la Superliga que creció con la derrota de Racing en el Monumental y dos horas después se marchitó un poco por el 1-1 ante Belgrano. De poder quedar a ocho puntos -con un partido menos- del líder pasó a una brecha de diez que desalienta tanto o más que el rendimiento. Esta vez, un resultado corto para sus aspiraciones fue la medida justa de este Boca a medio hacer.

Lee m√°s: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *