Bizcocho de yogur, chocolate y té matcha

¿Cuántos de nosotros nos iniciamos en el maravilloso e inabarcable mundo de la repostería con el famoso bizcocho de yogur, cuya receta aparecía en los sobrecitos de levadura? Un montón, seguro. Pues bien, hoy os proponemos una versión un poco más sofisticada. No os asustéis, que la sofisticación no está en la elaboración -sigue siendo de parvulario repostero-, sino en el té matcha y los fideos de chocolate.

Nuestro compinche Jordi Luque ya nos explicó en su momento qué ‘pacha’ con el matcha; que es un té verde japonés molido que puebla los feeds de los Instafoodies; que su producción es delicada y larga; que no es un producto precisamente económico pero tampoco prohibitivo, ya que se usa en cantidades muy pequeñas; que se prepara disolviéndolo en agua o en leche caliente, y que también se puede emplear en repostería. Pues al lío, chavalada.

Si no tenéis fideos de chocolate, no pacha nada. Los podéis sustituir por virutas, perlas, chocolate muy troceado o cacao en polvo. A la masa también le podéis añadir frutos secos picados, canela, nuez moscada, jengibre molido, cardamomo, clavo o esencia de vainilla, por ejemplo. El bizcocho lo podéis decorar con un poco de matcha tamizado con un colador, piel rallada de limón, azúcar glass, mermelada, nata montada o incluso crema untable de cacao tipo Nocilla.

Encontraréis té matcha en cualquier supermercado asiático, comercios de alimentación a granel, tiendas especializadas en té y también en internet.

Dificultad

Hacerse con el té matcha. Muy poca, vamos.

Ingredientes

Tomar el envase del yogur como medida

Preparación

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!