Batiste: Este es el champú seco más vendido del mundo | Escaparate

Tres palabras: ‘bad hair day’. Así nos referimos en multitud de ocasiones a esos días en los que nos levantamos con unos pelos que no hay quien los aguante. O bien porque están demasiado despeinados o bien porque se ha quedado bien marcada la goma con la que nos hicimos el moño alto durante la noche o bien, y sobre todo, porque no está tan limpio como nos gustaría en la parte de la raíz (incluso aunque nos lo laváramos ayer). Pues bien, para ocasiones como cualquiera de estas, la solución tiene nombre y, a pesar de algunas creencias y prejuicios, es efectiva, rápida y altamente recomendable: champú en seco.

Todos hemos oído hablar de él y sabemos de qué se trata. Básicamente, un producto en formato spray que se pulveriza sobre la melena dividida en secciones y que, en cuestión de minutos, absorbe la grasa para darle un aspecto más limpio y voluminoso al cabello. Sin embargo, aunque esto suene tan bien, hay quienes aún no se han atrevido con su uso. Por eso hoy venimos a hablar del champú seco más vendido del mundo y a explicar cómo funciona el champú seco y cuándo usarlo. ¿Lo mejor? Que cuesta menos de tres euros.

¿Cómo se lava el cabello en seco?

Como suele ocurrir con los cosméticos, cada fabricante tiene su método bien indicado en las instrucciones del producto. Y, aunque en general el proceso suele coincidir entre los de la misma tipología, en este caso, el fabricante del spray Batiste indica lo siguiente:

1. Agita vigorosamente el producto antes de aplicarlo para evitar los residuos blancos.

2. Divide el pelo en secciones y aplica sobre las rayas creadas, donde se acumule más grasa capilar.

3. Pulveriza sobre las raíces manteniendo el spray a 30 cm. del cabello.

4. Masajea con las yemas de los dedos para cubrir todas las raíces.

5. Cepilla hasta eliminar el exceso de residuos blancos y obtener el estilo deseado.

6. Pasa el secador durante un minuto para asegurarte de no dejar ningún residuo blanco y aportar un plus de volumen.

Como se puede apreciar, el proceso es súper sencillo y rápido -aunque no solo es óptimo para esos días en los que no tienes tiempo de lavarte la cabeza, sino también para espaciar los lavados y no castigar demasiado a tu melena- y en un par de minutos lo tendrás solucionado.

Además de para eliminar el exceso de grasa de las raíces, funciona también eliminando marcas de gomas y peinados y haciendo regresar el pelo a su estado natural, así como aportándole volumen y ligereza para que quede como recién lavado. Por cierto, importante: no deja el pelo acartonado y con efecto gomina, sino más suelto y aéreo que nunca.

Batiste: el champú seco más vendido del mundo

El champú seco Batiste está por todas partes. Una rápida búsqueda en Google Trends arroja luz sobre el fenómeno: en los últimos cinco años sus búsquedas han crecido un 350%. También se ha dado en redes sociales: el hashtag #batiste cuenta con casi 300.000 publicaciones y la marca protagoniza la mayoría de las imágenes asociadas al hashtag #dryshampoo.

Su popularidad no es baladí: quienes lo han probado aprueban sus resultados (en Amazon acumula más de 11.000 opiniones) y es el más barato del mercado teniendo en cuenta su relación calidad-precio. Además, la marca lo fabrica en distintos formatos (grande y pequeño para llevar de viaje o en el bolso) y también en diferentes aromas, todos disponibles online.

Compra desde 1,99€ en Druni

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!