Ballet Nacional del Sodre, muestrario de una compa√Ī√≠a

El p√ļblico madrile√Īo ya conoc√≠a al Ballet Nacional del Sodre de Uruguay, que nos hab√≠a visitado en un par de ocasiones con su anterior director art√≠stico, Julio Bocca. La novedad de la actual comparecencia estaba precisamente en ese puesto, que ocupa ahora un espa√Īol: el bilba√≠no Igor Yebra. Es la suya, confiesa, una labor continuista y de consolidaci√≥n de una compa√Ī√≠a muy joven, cuya media debe de rondar los 24 o 25 a√Īos (el Ballet tiene m√°s de ochenta a√Īos de vida, pero estuvo varias d√©cadas pr√°cticamente abandonado).

El programa presentado en los teatros del Canal quiere ser un muestrario de las posibilidades de la compa√Ī√≠a, con una coreograf√≠a tan emblem√°tica como exigente: ¬ęTema y variaciones¬Ľ de Balanchine; otra de corte contempor√°neo: ¬ęChacona¬Ľ, del espa√Īol Goyo Montero; y una de textura folcl√≥rica, aunque de lenguaje acad√©mico: ¬ęTango¬Ľ, de Marina S√°nchez, ex bailarina del conjunto. En esta √ļltima -una pieza din√°mica y contagiosa, que reinvidica la uruguayidad del tango-, es donde m√°s c√≥modos demostraron encontrarse los bailarines, que se mostraron algo titubeantes en Balanchine y poderosos en la hermos√≠sima y llena de sensibilidad ¬ęChacona¬Ľ, donde Montero juega maravillosamente con las luces y emplea con habilidad el canon y la polifon√≠a.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *