Bailarina

En estas columnas salomónicas —por su condición curvilínea y sus significados retruécano— hemos comentado los cuentos de Andersen. Un, dos tres, responda otra vez, La sirenita, La reina de las nieves, Pulgarcita, más aventurera huyendo de los sapos, pero que termina casándose con un príncipe. Historias que colocan a las mujeres en situaciones tan terribles que a veces se experimenta la tentación de leerlas como contraejemplo y denuncia de la alienación sentimental; la crueldad aprendida; el arte como tabú para mujeres que, por querer volar o bailar o amar, son brutalmente penalizadas. Hans Christian nunca habría sospechado que Las zapatillas rojas pudiera interpretarse como profecía de los golpes asestados a las mujeres por el capitalismo. Alkibla publicó una bella réplica revolucionaria del relato firmada por Belén Gopegui. Yo quiero contar el cuento de otra forma porque el texto de Andersen se cruza con otros textos y otras realidades.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!