Ayuso, ¿futuro (lógico) del PP?

Ayuso, con el vademécum de su doctorado en trumpismo, entendió pronto y bien hasta qué punto la provocación es el mejor salvoconducto para el éxito político en tiempos de populismo. Tal vez aún no pueda parafrasear a Trump diciendo “podría pararme en mitad de la Quinta Avenida a disparar a la gente y no perdería votantes”, pero debe de estar cerca. Trump lo denominaba, orteguianamente, la lealtad de las masas. Hace ya tiempo, Bob Woodward advertía que la prensa había mordido el anzuelo de Trump: “La guerra entre el presidente y la prensa solo beneficia al presidente, deberíamos ser fríos con eso”; pero aquí la prensa, como se ha visto con el Zendal, no sale de la caricatura de brocha gorda que tanto beneficia a Ayuso. Sus fans, mejor llamarlos así, replican memes con la estampa de Ayuso en el papel de Agustina de Aragón, sobre el cuadro de Ferrer Dalmau. La presidenta de Madrid ha sabido hacerse con un papel determinante en la oposición al Gobierno, y viceversa; realimentándose mutuamente en la espiral de la sinrazón.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!